Por: Esteban Valverde 20 septiembre, 2016
RAFAEL MURILLO
RAFAEL MURILLO

Exdelantero del Saprissa dijo que el ambiente que vivía en el país no le afectaba a él, pero sí a su familia por lo que en el extranjero está mejor.

¿Siente que la oportunidad de ir a Europa llegó cuando más la necesitaba?

Después de la oportunidad que tuve de estar en Francia tuve algunas opciones y que otros decidieran por mí me afectó mucho; el cambio yo lo necesitaba. Al final, tomé la decisión con mi representante Joaquim (Batica), y esta fue una buena opción. Ahora me esfuerzo día a día para mejorar.

¿El ambiente en Costa Rica ya se le estaba volviendo un poco pesado?

Uno es futbolista, uno está expuesto a la crítica sea buena o mala, aunque sí era un poco incómodo lo que vivía mi familia. Acá estoy más tranquilo, y la calma ya la necesitábamos.

¿Buscar esa calma fue parte de las razones por las que eligió irse a Portugal?

Cada jugador tiene metas, uno crece en un club, ellos le brindan todo a uno, pero ahora yo quería un futuro mejor, venir a Europa, desenvolverme en una buena liga. Creo que me salió la oportunidad. Tampoco era que estuve mal, yo siempre estuve contento con Saprissa y estoy muy agradecido con la institución.

¿Considera que después de las críticas que vivió de afición y exjugadores ahora es un deportista más maduro?

Como ya lo he dicho, uno siempre intenta mejorar, uno es una persona de carne y hueso y en lo personal me he centrado en mejorar. Estoy casado, soy padre de familia, sé que tengo que mejorar profesionalmente para que ellos estén bien. Me siento más maduro por todo esto. Antes era un chiquillo con novia, pero ahora tengo otro tipo de vida.

En algún momento se pensó que usted era la principal esperanza del fútbol tico. ¿Siente que esa presión le jugó de mala manera en el pasado?

Yo escuchaba, pero yo intento trabajar para mí, uno siempre intenta hacer lo mejor, yo en lo personal escucho poco lo que diga la gente y la prensa, y nunca he dejado de trabajar. Sé que los momentos buenos volverán, Dios sabrá lo que pasará y sé que esos momentos regresarán en algún momento.

¿Por qué cree que tuvo ese bache en el rendimiento luego de las situaciones extra cancha vividas?

Yo sé que esos momentos volverán, el talento está ahí y las condiciones también. Estoy tranquilo en ese sentido porque yo sé lo que puedo dar y las condiciones que tengo.

No marca un gol desde el 18 de febrero, con Saprissa ante la UCR. ¿Cómo puede explicar esto al ser delantero?

El torneo apenas está comenzando acá, estoy trabajando bien, tampoco me puedo presionar por eso. El delantero vive de goles, yo lo tengo claro, pero también sé que todo se va a ir dando. Estoy contento acá y por ese lado estoy muy tranquilo.

¿Qué puntos de mejora considera que puede alcanzar en el fútbol de Portugal?

La intensidad, sin duda, aquí es un fútbol más fuerte, de choque, más técnico, y en el que hay que tener buena recepción; sino, no se va a rendir. Esta liga me ayuda a crecer en todos los aspectos, es un campeonato que siguen en muchos países y también puede funcionar como una ventana para el futuro deportivo.

¿Qué valoración hace del torneo que afronta?

Una liga súper competitiva, hay equipos grandes que son los que lideran la tabla, pero todos los demás son sumamente competitivos. Nosotros tenemos mucha competencia en el Moreirense, yo entreno al 100% para buscar el beneficio del club, con mucho profesionalismo, para alcanzar los objetivos.