Tico es el punto alto de los merengues, que el domingo dejaron ir la opción de ser líderes

Por: Esteban Valverde 5 octubre, 2015

Todas las cámaras siguen a Cristiano Ronaldo; él acostumbra hacer gestos para los lentes fotográficos, sobre todo porque acaba de convertirse en el máximo goleador del Real Madrid. Pero su papel de figura comienza a ser acaparado por otro protagonista: Keylor Navas.

El guardameta ha sido vital para los merengues. El domingo se encargó de salvar al Real de una derrota ante el Atlético de Madrid con dos paradones. El partido terminó empatado a uno.

El cuidapalos le detuvo un penal al francés Antoine Griezmann al 22’ y al 90’ brilló al sacarle un tiro a Jackson Martínez cuando el invicto se le escurría de las manos a los de Rafa Benítez.

El penal fue la acción más llamativa. El Halcón esperó hasta el último momento, Griezmann tiró a mano izquierda y el tico se lanzó para desviar la pelota. Navas se levantó, Dani Carvajal lo abrazó y le dio un beso en el cuello, Marcelo y Sergio Ramos lo felicitaron y Ronaldo le chocó el puño. El número 1 solo levantó su mano y gritó “¡gracias Dios!”.

Durante su carrera deportiva, el tico ha tenido la costumbre de ser muy comedido en sus declaraciones.

infografia
A su estilo se le podría aplicar una frase cuya autoría se atribuye al antiguo pensador chino Lao- Tsé: “El sabio no enseña con palabras, sino con actos”.

La realidad del juego de Cristiano Ronaldo fue otra, el delantero sumó ayer su cuarto partido sin anotar, de forma consecutiva, en la actual liga. CR7 no vivía una situación similar desde hace cinco años, según publicó el estadígrafo Mister Chip en Twitter.

La misma prensa española comienza a generar títulos gracias a las actuaciones del meta. “El derbi de Keylor”, tituló el diario Marca , mientras que AS afirmó: “Keylor Navas paró un penalti y arregló el error de Ramos”,.

Keylor llegó ya a ocho partidos con solo dos anotaciones en contra. Su inicio de temporada es, sin dudarlo, de ensueño.

Frente al Atlético, al guardavallas no lo intimidó tener a Fernando Torres al frente. El delantero español fue quien más le complicó su primera temporada en el Real, ya que le anotó dos goles y lo eliminó del torneo donde tendría más participación: la Copa del Rey. Tampoco tuvo problemas para enfrentar a Griezmann o al colombiano Martínez.

Consultado por su papel en el club, Keylor nuevamente prefirió evadir su protagonismo.

“Estoy muy feliz por la jugada del penal y por los buenos momentos durante el juego, pero no me siento figura, todos somos la figura en el Real Madrid”, dijo en su página de Internet.

El mundialista de Brasil 2014 da un paso al frente y demuestra en un partido de nivel A que el marco blanco está a su altura.

Keylor ya es un pilar del Real Madrid de Cristiano Ronaldo.