Presidente del Sporting de Lisboa, Bruno de Carvalho, brindó polémicas declaraciones sobre el Benfica

 7 octubre, 2015
Bryan Ruiz durante el partido del grupo H de la Liga Europa disputado ante el Besiktas en Estambul, Turquía.
Bryan Ruiz durante el partido del grupo H de la Liga Europa disputado ante el Besiktas en Estambul, Turquía.

El presidente del Sporting de Lisboa de Bryan Ruiz, Bruno de Carvalho, acusó al Benfica de hacer regalos a los árbitros que dirigen los partidos en que juega el equipo y que incluyen invitaciones para cenar en restaurantes.

En declaraciones a la cadena de televisión TVI reproducidas por diferentes medios lusos, el presidente de los leones cuantificó en cerca de 250.000 euros el gasto en este tipo de presentes por año.

De Carvalho dijo haber recibido de forma anónima un ejemplo de estos regalos a los colegiados, colocado en su vestuario antes de comenzar el partido.

El presidente del Sporting mostró una caja con el rostro de Eusébio —la mayor leyenda del Benfica— impreso, en cuyo interior había una camiseta del histórico futbolista y una invitación para cenar válida para cuatro personas en un restaurante lisboeta.

De acuerdo con la denuncia recibida, todo este paquete es entregado a los cuatro árbitros de cada encuentro, pero también a los dos delegados y al observador de la Federación Portuguesa de Fútbol, tanto en los duelos disputados por el primer equipo como los del filial.

"Yo no estoy diciendo si esto es cierto o no", señaló Bruno de Carvalho, quien sin embargo instó a las autoridades deportivas a esclarecer si es una práctica habitual por parte de las águilas y que se deje claro "si es correcto".

Las declaraciones del máximo responsable de los leones volvió así a crear dudas sobre la existencia de errores arbitrales a favor del Benfica, vigente campeón de la Liga portuguesa.

Etiquetado como: