El lateral derecho enfatizó que fue un debut muy difícil en su club por el resultado, sin embargo confesó que el cotejo le dejó una enseñanza y es que para rendir en el primer mundo futbolístico hay que trabajar más a nivel individual y grupal.

Por: Esteban Valverde 16 septiembre, 2016
El costarricense Christian Gamboa se lamentó apenas a los tres minutos, tras el gol de Lionel Messi (izq.) a pase de Neymar. Fue el primer tanto en una noche difícil para el tico. | AP
El costarricense Christian Gamboa se lamentó apenas a los tres minutos, tras el gol de Lionel Messi (izq.) a pase de Neymar. Fue el primer tanto en una noche difícil para el tico. | AP

Redacción

El lateral derecho costarricense del Celtic de Escocia, Christian Gamboa, habló con La Nación sobre el complicado debut que tuvo con su club en la Liga de Campeones de Europa, donde fue estelar en la derrota 7 a 0 ante el Barcelona.

Gamboa enfatizó que fue un comienzo muy difícil por el resultado, sin embargo confesó que el cotejo le dejó una enseñanza y es que para rendir en el primer mundo futbolístico hay que trabajar más a nivel individual y grupal.

Christian añadió que ante un club como el Barcelona es muy complicado mostrarse, ya que prácticamente no se tiene la pelota.

¿Qué aprendizaje deja la derrota con el Barcelona?

En lo personal creo que fue un bonito debut, fue estar en un lugar donde siempre quise estar, tenía mucha ilusión, siento que solo el hecho de estar ahí te hace avanzar como futbolista.

"Lo que viví también como que me da un golpe, una cachetada de que falta mucho por aprender, si uno quiere estar en el más alto nivel tiene que trabajar más a nivel grupal e individual".

¿Hubo fallas tácticas porque se dieron muchos robos de espalda y pases filtrados?

Bueno, llevábamos un planteamiento, pero es que es difícil... No hay planteamiento que exista para detener a un equipo de esos. También no nos ayudó recibir un gol tan temprano, siento que varias circunstancias nos afectaron, también la falla del penal fue otro tema, ya que con un 1 a 1 las cosas tal vez hubieran sido diferentes. El principio costó muchísimo, hubo un juego mental que nos afectó bastante a todos.

¿Personalmente cómo evalúa su desempeño táctico?

Un partido que terminó 7 a 0, siendo defensa uno, no puede decir que fue un buen partido. Se sabe que cometimos errores, hicimos cosas que no se deben hacer. Siento que llegar ahí y tratar de buscar la evaluación es muy difícil.

"Lo que pasa es que contra ellos no se puede hacer el partido que uno quiere, porque ni siquiera se puede tocar la bola. Fue un mal juego de todos y es claro que en defensa no nos fue bien. Queda como aprendizaje".

Uno está acostumbrado a verlo marcar diferencia con la velocidad, pero en este partido no se vio así, por ejemplo en una jugada con Neymar donde no pudo llegar. ¿Cómo se puede explicar esto? ¿Son ellos más rápidos?

No sabría decir específicamente que puede ser, es que podría ser por el planteamiento o la manera en que vemos las cosas. También puede ser que el rival tiene jugadores muy rápidos, el nivel al que nos enfrentamos fue el más alto y siento que hay diferentes circunstancias que afectan. No sé, de verdad, lo que puedo decir es que fue difícil porque no habían muchas opciones.

"Si uno ve el partido y dice 'hubiera atacado', pues no es tan sencillo porque ellos controlaron el partido totalmente, entonces si había una oportunidad de ir hacia al ataque no era fácil, es que en serio era muy difícil. La velocidad que yo acostumbro desarrollar es más que todo ofensiva para buscar una asistencia, pero no podía porque cuando recuperábamos el balón lo perdíamos muy rápido... fue un partido complicado como defensor".

Tras de eso toca lidiar con Neymar o Messi...

Es que ante un equipo así por ningún lado uno puede decir que estará tranquilo, porque ellos se rotan mucho y los movimientos se los saben de memoria. El Barcelona en ataque tiene los mejores tres jugadores y fue muy complicado de principio a fin.

¿En la parte individual qué piensa del reto personal de intentar controlar a este tipo de futbolistas?

Siempre esos jugadores, con un espacio que tengan te matan, ellos hacen una asistencia, hacen un gol, esto lo que demuestra es que el más alto nivel es muy difícil y necesita mucho trabajo.

¿Para usted el debut con qué sabor de boca lo dejó? ¿Ha podido hablar con su técnico, Brendan Rodgers, sobre el duelo?

Si se deja llevar por el resultado uno se echa a morir, pero el fútbol es así, tiene sus días malísimos, sus días buenos y hay que enfrentarlos, ahora no se puede seguir pensando en lo que pasó, porque hay que recuperarse, ya ahora se cierra este partido.

"El entrenador sabe que se jugó ante un equipo grande a nivel mundial, no frente a un club pequeño de acá de Escocia. Ahora todos como grupo aprendemos y vamos a luchar en la liga escocesa para seguir líderes".

¿Cómo vivió la previa del partido en el Camp Nou?

Fue emocionante, porque yo esperaba jugar, pero pensé que iba a ser de cambio. Un día antes el entrenador me dijo que existía la posibilidad de ser titular, ahí me emocioné bastante. Esto lo imaginaba desde niño, para mí fue algo muy bonito y una experiencia grande.

¿El paso a Escocia era lo que estaba buscando?

La verdad estoy contento porque la situación que estaba pasando en el club anterior era difícil, era complicado y era algo que se salía de lo deportivo, era un problema diferente. Las cosas se dieron rápido con el Celtic.

"En el anterior club nunca sentí que había defraudado ni nada, pero nunca había recibido una oportunidad justa, entonces sabía que en algún momento un club iba a llegar, así que no me desesperé y me mantuve bien en la Selección. Este paso al Celtic es un paso adelante en mi carrera".

¿Ya se siente 100% adaptado?

La adaptación es similar, estoy en un club muy grande, tenemos la presión de ganar cada partido. Es un club en el que los aficionados siempre empujan al equipo. Solo he tenido cinco días de trabajo, pero me he dado cuenta que al entrenador le gusta jugar y espero que todo siga por buen camino.