El volante tuvo una tendinitis en la rodilla izquierda, luego recayó de ese mismo problema, después sufrió un fuerte golpe en la clavícula derecha y, por último, una contusión en la pierna izquierda que le volvió a afectar la rodilla

Por: Esteban Valverde 26 septiembre
Christian Bolaños en el partido entre Costa Rica y México, en el Estadio Nacional el 5 de setiembre. El juego acabó 1-1.
Christian Bolaños en el partido entre Costa Rica y México, en el Estadio Nacional el 5 de setiembre. El juego acabó 1-1.

Christian Bolaños tiene 16 años de carrera deportiva profesional, y en ese tiempo en los terrenos de juego, nunca había tenido tantas lesiones como en la actual temporada.

En entrevista con La Nación, el volante aceptó que no ha sido una temporada fácil y que extraña jugar con regularidad; sin embargo, es consciente de que una adecuada recuperación es necesaria pensando en lo que viene para él en su club, el Vancouver Whitecaps, y en la Selección Nacional.

"En lo personal, siendo sincero, ha sido un año lleno de lesiones para mí, pues recién iniciando la temporada tuve una tendinitis en la rodilla izquierda, luego tuve una recaída, llegó la del hombro y ahora cuando fui a la Selección vine lesionado y estoy en la parte final de la recuperación. Es un año complicado para mí porque esto nunca me había sucedido; tengo que decir que es muy difícil estar así porque hay que tomar ritmo y confianza en cada recuperación, y no es fácil", aceptó.

Bolaños detalló que ha buscado explicaciones junto con el cuerpo médico de su escuadra, y llegó a la conclusión de que en el momento en que sufrió la primer dolencia, se afectó el resto de su temporada.

Empezando la campaña de la MLS, en febrero, Christian tuvo una tendinitis en la rodilla izquierda, situación que le provocó problemas porque estuvo prácticamente dos meses detenido y perdió parte de lo que había ganado en la pretemporada.

"Yo me he preguntado, pero siento que todo comenzó con la primera lesión, en la pretemporada yo empecé bien, pero diez días después se me hizo una tendinitis en la rodilla izquierda y bueno, eso me paró totalmente la base para todo el año porque estuve dos meses sin poder entrenar con intensidad. Normalmente cuando se hace pretemporada, usted va a rendir muy bien y las lesiones no tendrían que aparecer tan seguido", explicó.

En marzo, el futbolista recayó de esta lesión y fue hasta abril que logró tener una regularidad en Vancouver.

Luego tuvo un fuerte golpe en su clavícula derecha cuando enfrentró con Costa Rica al combinado de Panamá, el 8 de junio; después de ese duelo, el mediocampista volvió a aparecer en un terreno de juego hasta el 2 de julio.

Tras tener los meses de julio y agosto con participaciones constantes, el jugador actuó en siete compromisos de su equipo, el mediocampista fue llamado a la Selección Nacional para hacerle frente a la fecha eliminatoria de setiembre.

En el encuentro que la Nacional empató 1 a 1 con México, el 5 de setiembre, Bolaños salió de cambio en el 58' debido a un golpe que recibió en la pierna izquierda. Al final el dolor se extendió a la rodilla para sumar cuatro lesiones.

"Yo estoy bien, lo que pasa es que hay que recuperarse bien, tener paciencia, hacer terapias, tomar medicinas... Ahorita estoy entrenando con normalidad, me siento bastante bien, después de que vine de la Selección comencé a hacer trabajos aparte para fortalecer la rodilla y la evolución ha sido buena, pero sí he debido tener paciencia", contó.

El futbolista destaca la fortaleza mental como su principal arma para no desesperarse y saber esperar el momento adecuado para volver a los terrenos de juego.

Christian Bolaños controla la pelota con tres jugadores mexicanos encima.
Christian Bolaños controla la pelota con tres jugadores mexicanos encima.

"Acá tengo las facilidades para recuperarme bien, el cuerpo médico es muy bueno, ellos entienden muy bien este tema y hasta hemos trabajado la parte mental para así no forzar el regreso. Por dicha he andado en esto del fútbol mucho tiempo y sé que las lesiones demandan cuidado y hay que tener paciencia. Uno está expuesto a perderse partidos, pero yo me preparo para poder estar y dejo todo en manos de Dios", declaró.

De cara a los duelos eliminatorios frente a Honduras y Panamá, de octubre, será decisión de Óscar Ramírez si cuenta con el mundialista de Alemania 2006 y Brasil 2014.

El exsaprissista ha sido pieza clave de Costa Rica en el caminar a la Copa del Mundo, porque ha jugado 535 minutos de 720 en la hexagonal y ha marcado cuatro goles.

"A mí no me sorprende que se cumpliera lo que yo les dije, porque uno es el que se conoce, mientras uno pueda rendir, es consciente de lo que puede hacer. En esto del fútbol no hay que inventar nada, gracias a Dios en este momento me siento muy bien y nunca me he sentido desfavorecido con el paso de los años... En el tema de la Selección, dije que esta es mi última eliminatoria porque uno quiere darles espacio a los jóvenes y terminar bien; sin embargo, no sabe qué sucede después del Mundial, si Dios me permite estar ahí, aunque sinceramente me gustaría si clasificamos al Mundial y estoy; ahí sería lindo cerrar el ciclo con eso", mencionó.

El cierre de temporada será de mucha exigencia para Bolaños debido a que, además de buscar el boleto a Rusia 2018 con Costa Rica, también afrontará la fase final de la temporada del MLS.

El Vancouver lidera la Conferencia del Oeste con 48 puntos y está cerca de sellar su pase a la ronda final.

"Eso es lo que uno quiere como jugador continuar compitiendo y marcado diferencia, además de pelear por cosas importantes, en esta etapa de mi carrera para mí es importante saber que estoy jugando estas instancias"

El exfutbolista del Copenhague danés no esconde que el 2018 le genera muchas ilusiones y espera que, a diferencia de este 2017, la preparación física no le falle.

"No sé si fue después de los 30 años, pero ahora, con la madurez, veo muchas cosas de una forma diferente. Estoy disfrutando mucho estos tiempos que estoy jugando y trato de sacarle el provecho a cada entrenamiento. Con lo que respecta al otro año, pues ya veremos, pero sí puedo decir que voy a empezar el año haciendo pretemporada porque aquí en la MLS iniciaríamos por ahí de febrero y, además, tendré las vacaciones para descansar lo necesario", comunicó.

Bolaños termina contrato en diciembre; no obstante, su vínculo con los canadienses se podría extender dos año más.

"El tema de acá de la MLS y con mi contrato es que se manejaron dos años y dos más opcionales, pero todo se define hasta final del 2017; ellos en eso son muy profesionales y se toman el tiempo para la decisión. Ellos saben que estoy muy bien acá, entonces en el fútbol uno nunca sabe, pero sí digo que estoy bien acá porque hay una estabilidad familiar y demás, aunque no cierro ninguna puerta porque esto es muy cambiante, más en un momento de Selección", concluyó.

El experto: El fisioterapeuta Erick Rodríguez

"Cuando hay una seguidilla de lesiones se trata llevando la progresión correcta en la recuperación, sobre todo en el tema de la tendinopatía (tendinitis), en el que hay que trabajar en los periodos precompetitivos una base física adecuada para prevenir las lesiones durante la competencia".

"Si esta lesión se vuelve crónica, es de muchísimo cuidado, en un caso en el que la rodilla se inflama constantemente pues la terapia física es sumamente necesaria, de hecho debe ser diaria para evitar más complicaciones, porque el dolor puede ser insoportable para el deportista de alto rendimiento".

"En el caso de Bolaños, las otras lesiones no tienen nada que ver, ya que son meramente por el deporte de contacto, y él está expuesto a esto".