El conjunto gallego empató 1-1 en casa del Alavés, por lo que el marcador global cerró 3-3, pero el gol visitante favoreció a su rival

Por: Fiorella Masís 11 enero
Celso Borges jugó 71 minutos en una nueva derrota del Deportivo La Coruña. | ARCHIVO
Celso Borges jugó 71 minutos en una nueva derrota del Deportivo La Coruña. | ARCHIVO

Celso Borges dijo adiós a la Copa del Rey este miércoles, en el etapa de octavos de final.

El volante y su equipo, el Deportivo de La Coruña, quedaron eliminados en manos del Alavés, tras un empate en el marcador global de 3-3.

Los gallegos empataron en el juego de vuelta 1-1, pero una semana antes igualaron en su casa 2-2. De esa forma, el Alavés avanzó por mejor gol como visitante.

En el cotejo de este miércoles, el Dépor llegó con la obligación de mejorar el marcador del primer partido, pero la cuesta se puso todavía más empinada cuando los locales abrieron el marcador.

El centrocampista Edgar Méndez puso el 1-0 en el minuto 45, antes del descanso, gracias a un mal despeje de la defensa que le permitió rematar dentro del área.

Para la segunda mitad, los futbolista del Deportivo acosaron a su rival, que soportó los embates que pudo. En el único momento que no lo logró fue en el 62', cuando Alejandro Arribas concretó el 1-1 con un cabezazo.

Para ese momento del partido Celso Borges ya no se encontraba en cancha, pues fue sustituido en el minuto 54. Por él ingresó Guilherme.

El Dépor siguió insistiendo en busca del segundo tanto, pero el orden del Alavés se lo impidió, con lo que dijeron adiós a la posibilidad de los cuartos de final.

"Nos vamos con malas sensaciones y más porque jugamos un buen partido. Fuimos superiores, pero nos faltó alguna pizca de paciencia; toca desearle suerte al Alavés", declaró el técnico coruñés Gaizka Garitano al periódico La Voz de Galicia.