La sensación de ver a Keylor Navas de blanco es increíble, reconoció Borges

Por: Esteban Valverde 15 febrero, 2015
Celso Borges le realiza una falta al alemán Toni Kroos, cuando el teutón intentó salir en contragolpe. El tico lució bien en la marca. | EFE
Celso Borges le realiza una falta al alemán Toni Kroos, cuando el teutón intentó salir en contragolpe. El tico lució bien en la marca. | EFE

Celso Borges se ilusionó durante la semana con ser el primer tico en enfrentar a Keylor Navas vestido de blanco, pero eso no sucedió. Aún así el volante asegura que ver a Navas en el Real Madrid es algo que lo marcó.

Celso fue titular y jugó 85 minutos del partido que dejó como vencedor al Real, por marcador de 2 a 0. Los goles blancos llegaron gracias a definiciones de Isco al 22’ y Benzema al 73’.

Al futbolista le tocó marcar a Ronaldo, hacerle una falta a Kroos, pegarle un balón en el palo a Casillas, pero todas esas experiencias quedan en un segundo plano cuando recuerda la acción que no olvidará de su primer juego ante el Real Madrid.

“Lo que me deja sin palabras es el hecho de enfrentar a uno de los mejores equipos del mundo y que esté ahí un tico, eso es algo muy fuerte. Me siento muy orgulloso de tener a alguien figurando en el Madrid, esto es algo que sí quiero contarle a mis hijos”, afirmó.

El volante no desaprovechó la oportunidad para saludar y compartir con el guardavallas.

“Hablamos en el túnel, después también nos vimos. Conversamos de cosas generarles del juego, entonces fue bonito compartir”, describió.

Balón al palo. En la parte deportiva el nacional cumplió con un buen partido. Celso estuvo a punto de celebrar su tercer gol con la camisa del Deportivo.

El tico le reventó una pelota en uno de los verticales a Iker Casillas, acción que el mediocampista ni tuvo tiempo de lamentar.

“La bola me queda picando entrando al área, le pego bien de izquierda, pero le pega a Varane y se desvía al palo. En ese momento me agarré la cabeza y no podía creerlo, pero no hay tiempo para quedarse pensando”, contó.

Durante el transcurso del compromiso, el Dépor pudo empatar y recortar. El cuadro blanquiazul le hizo un partido muy inteligente al Real.

“Controlamos la posesión de la pelota. La diferencia fue que ellos concretaron las ocasiones que hicieron”, explica.

A Borges le tocó, junto a Álex Bergantiños, controlar a Isco Alarcón y al alemán Toni Kroos.

Sobre los duelos de media cancha, el número ‘22’ valoró que se ganaron la mayoría y reflejo de ello fue que los goles merengues cayeron gracias a salidas rápidas luego de ataques de La Coruña.

“Había que estar siempre encima de ellos, siento que nos fue bien, porque tampoco nos generaron muchísimo juego”, dijo.

Ahora el Deportivo deberá concentrarse en el clásico gallego, partido ante el Celta que disputarán el próximo sábado. “Es rival directo, sabemos lo importante que es para la afición por lo que hay que ganar”, finalizó.