Médico Willy Gálvez augura que el tico estaría de regreso en dos meses

Por: Esteban Valverde 29 abril, 2015

Bryan Oviedo sufrió una lesión en el dedo pequeño de su pie derecho, la cual obligará a que sea operado el día de hoy.

El lateral costarricense, quien venía saliendo de un problema muscular en la pierna izquierda, no podrá disputar mañana el encuentro con el equipo sub 21 del Everton ante el cuadro sub 21 del Liverpool.

Este diario supo que el jugador entrenaba con normalidad, pero ayer en la práctica sufrió un golpe, el cual aunque en principio no le generó mucha molestia sí ameritó que el doctor del club lo revisara.

A Oviedo se le practicaron placas en la zona afectada y se detectó que tenía un problema en el quinto metatarsiano, aunque falta analizar si es una fisura o una fractura.

De momento se desconoce cuánto tardará la recuperación de la dolencia del zurdo, pero será difícil que logre estar para el final de la Liga Premier de Inglaterra , torneo al que le restan cuatro compromisos.

El galeno deportivo Willy Gálvez conversó vía telefónica con el futbolista en horas de la tarde de ayer e intentó asesorarlo sobre lo que sufrió.

La Nación supo que hoy Bryan será intervenido en Londres, esto para buscar acelerar su regreso a las canchas.

El profesional de la medicina describió el proceso al que será sometido el futbolista.

“Le meten un tornillo en el hueso, en la parte esponjosa, eso debe sellar bien y tarda cerca de ocho semanas”, valoró.

Gálvez explicó que este tipo de dolencias son normales en futbolistas, ya que ocurren por estrés en la zona. “Es un hueso que se está golpeando repetitivamente por correr, tirar y se va dando un desgaste en el tiempo hasta que llega el momento en que cede”, explicó el doctor.

Bryan no ha podido tener regularidad desde que sufrió una fractura de tibia y peroné en la pierna izquierda, en enero del 2014. El jugador tardó cerca de ocho meses en recuperarse por completo de esa dolencia.

Luego le retiraron unos tornillos del tobillo y tuvo una infección en una de las heridas de esa primera lesión, lo cual provocó que estuviera más tiempo fuera.

A finales de enero y principios de febrero, el exjugador del Copenhague de Dinamarca logró jugar cerca de siete cotejos de forma seguida, hasta que el 19 de febrero tuvo una rotura parcial del tendón que se encuentra en la parte posterior del muslo de la pierna izquierda.

El médico Gálvez, conoce ampliamente el expediente médico de Oviedo y fue enfático en que las lesiones no tienen relación,

“Sé que no hay relación, lo único que se puede decir en estos casos es que solo el que no juega es el que no se lesiona”, finalizó.

infografia