"Arriesgamos y fuimos incisivos en el ataque. Siempre jugamos con confianza y merecimos estos puntos porque estamos trabajando bien. El primer objetivo es siempre la salvación", manifestó el Pipo

Por: Esteban Valverde 15 octubre
Giancarlo González (al fondo) celebra con sus compañeros uno de los goles de la victoria ante el Spal.
Giancarlo González (al fondo) celebra con sus compañeros uno de los goles de la victoria ante el Spal.

El Bolonia, con el defensor Giancarlo González en el terreno de juego, triunfó 2 a 1 sobre el SPAL, en un encuentro que era vital para el plantel del nacional.

La victoria les permite a los Rossoblu sacar nueve puntos de ventaja sobre la zona de descenso, una distancia importante para hacerle frente al resto de la temporada.

Pipo sumó ante el SPAL su quinto duelo como estelar indiscutible y jugó, nuevamente, los 90 minutos.

Los goles del cuadro del costarricense llegaron por medio de Andrea Poli, en el minuto 30, y un autogol de Bartosz Salomon, en el 49'. La diana del rival la hizo Mirco Antenucci, al 88'.

"Arriesgamos y fuimos incisivos en el ataque. Siempre jugamos con confianza y merecimos estos puntos porque estamos trabajando bien. El primer objetivo es siempre la salvación y para llegar pronto a eso tenemos que dar un paso a la vez", manifestó González en declaraciones a la página de su club.

Por su parte, el timonel Roberto Donadoni fue claro en que llegar a tres victorias seguidas es motivante para sus pupilos.

"Estoy contento por el resultado, es la tercera victoria consecutiva y la continuidad de eso tiene un peso tremendo, pero había cosas en este juego que no me satisfacían. Nuestra posición en la tabla es muy buena, pero aún es muy temprano en el torneo por lo que debemos mantener siempre la concentración", detalló.

El próximo reto del seleccionado nacional y sus compañeros será el domingo 22 de octubre, a las 7 a. m., ante el Atalanta.