Alemanes tienen 48 juegos al hilo anotando al menos un gol en casa, en estos compromisos marcaron 150 tantos. Además, ganaron 43 de estos partidos, empataron cuatro y perdieron solo uno

Por: Cristian Brenes 10 abril
Antoine Griezmann (7) se prepara para rematar ante el intento de arquero Keylor Navas (verde) por detener la pelota.
Antoine Griezmann (7) se prepara para rematar ante el intento de arquero Keylor Navas (verde) por detener la pelota.

Keylor Navas debe prepararse para vivir un infierno futbolístico en su visita al Bayern Múnich, pero no precisamente por el ambiente del Allianz Arena, sino porque tiene la tarea titánica de frenar un ataque que no conoce la modestia; por el contrario, está acostumbrado a la abundancia.

Los teutones ostentan una racha soberbia de 48 partidos consecutivos anotando al menos un gol en su estadio, en los que lograron 150 dianas en total. El promedio de 3,12 tantos por compromiso parece irreal para un equipo que logra abombar las redes cada 29 minutos.

Para encontrar el último duelo en el que los de Múnich se fueron en blanco ante su gente hay que remontarse al 9 de mayo del 2015, en la derrota 0 a 1 contra el Augsburgo. Además, el balance en los 48 compromisos es de 43 victorias, cuatro empates y únicamente una derrota.

Números de Keylor Navas y el Bayern Múnich.
Números de Keylor Navas y el Bayern Múnich.

Como si no fuera suficiente, los bávaros tienen 30 juegos sin caer en su reducto (19 de liga, siete de Champions League y cuatro de Copa), en los que triunfaron en 26, empataron en cuatro y anotaron en 92 ocasiones.

Por su parte, Navas llega a Alemania con 12 apariciones al hilo viendo caer su portería en una oportunidad como mínimo. Desde el 29 de enero del 2017 el tico no sabe lo que es dejar al rival en cero (3 a 0 ante la Real Sociedad).

Keylor vive una temporada de sobresaltos, en la que pasa de grandes actuaciones a cometer errores. Actualmente suma 29 partidos como titular, con 36 tantos en contra. El meta nacional recibe un gol cada 72,5 minutos en promedio. Este presente hace que deba emplearse al máximo el miércoles para mejorar sus números y colaborar con su club, en busca del boleto a las semifinales de la Champions.

"Keylor tiene que prepararse muy bien para las diagonales de Arjen Robben y su remate, porque cuenta con una zurda muy bien educada, puede tirar al palo corto o al palo largo. Además, debe preparase para el juego físico de los alemanes; es vital estar muy bien concentrado", señaló el técnico Johnny Chaves.

La misión de salir en blanco parece compleja, si se toma en cuenta que el Real no contará con Pepe y Raphaël Varane por lesión; Sergio Ramos y Nacho serán sus únicas alternativas en la defensa central.