Los Riazor Blues llegaron al centro de entrenamiento del Deportivo de La Coruña

Por: Daniel Jiménez 1 mayo, 2015
Celso Borges lamenta la derrota al final del juego. | EFE
Celso Borges lamenta la derrota al final del juego. | EFE

Un grupo de aficionados del Deportivo de La Coruña de Celso Borges interrumpieron el entrenamiento del equipo y le cuestionaron a los jugadores su rendimiento.

El Dépor está en zona de descenso en la Liga española y lucha por la permanencia en las restantes cuatro fechas.

Los seguidores se cansaron del mal momento de su equipo y decidieron cuestionar con insultos el accionar de algunos futbolistas cara a cara. Borges no estuvo inclucrado.

Al equipo del mediocampista nacional le quedan los juegos frente al Villarreal, Athletic Club, Levante y Barcelona.

“A pesar de las derrotas, el equipo se mantiene positivo; estamos dispuestos a luchar hasta el final. Sabemos que son partidos que no son fáciles”, comentó el tico a La Nación.

El club del mundialista está en la posición 18 de la tabla al estancarse con 29 unidades y para salir del primer puesto de la zona de descenso de España debe triunfar y esperar a que el Almería o Eibar no sumen unidades, porque ambos tienen dos puntos más que los de la Coruña.