7 abril, 2014

Redacción. EFE. El alero LeBron James lideró el ataque del Heat de Miami en la victoria por 102-91 sobre los Knicks de Nueva York que les consolida como líderes de la Conferencia Este.

James aportó 38 puntos (13-22, 3-7, 9-12), capturó cinco rebotes, repartió seis asistencias, recuperó un balón y perdió cinco en los 43 minutos que tuvo acción.

Junto a James, otros tres jugadores de los Heat tuvieron números de dos dígitos. El base Mario Chalmers logró 15 puntos, el pívot Chris Bosh llegó a los 14 y 12 el veterano escolta reserva Ray Allen, incluidos cuatro triples de los nueve intentos que realizó.

El rey LeBron James (izquierda) conduce el balón mientras lo resguarda de la intensa marca del jugador de los Knicks Tim Hardaway. | AP
El rey LeBron James (izquierda) conduce el balón mientras lo resguarda de la intensa marca del jugador de los Knicks Tim Hardaway. | AP

El ala-pivote Udonis Haslem fue el mejor bajo los aros con 11 rebotes, incluidos ocho defensivos, así como también anotó seis puntos.

La victoria fue la séptima de los Heat (53-23) en los últimos 10 partidos y los deja con medio juego de ventaja sobre los Pacers de Indiana (53-24) en la lucha por el liderato de la Conferencia Este.

Los Heat se olvidaron de la derrota sorpresa sufrida ante los Timberwolves de Minnesota el pasado viernes en doble prórroga (122-123) y como equipo consiguió un 56% de acierto (34-61) en los tiros de campo y el 44% de triples (12-27), frente al 38% (33-88) y 36% (15-42), respectivamente, de los Knicks, que ganaron el duelo bajo los aros con 38 rebotes por 35 de los de Miami.

Los Knicks se mantienen en el noveno puesto de la Conferencia Este a un juego y medio de los Hawks de Atlanta (33-42), octavos, que de momento tienen el derecho de disputar la fase final.

Por su parte Los Angeles Lakers siguen en picada y sumaron una derrota más al caer 97-120 ante los Clippers en el Staples Center.

Gracias a este resultado, el equipo angelino igualó la peor racha de pérdidas de la historia de la franquicia, la cual se compara con los 52 encuentros perdidos en la temporada de 1974-1975.

Al cierre de la edición aún quedaban pendientes siete juegos de la jornada entre: Dallas-Sacramento, Atlanta-Indiana, Denver-Houston, Memphis-Spurs, Utah-Golden State, Oklahoma City-Phoenix y New Orleans-Portland.

Etiquetado como: