Por: Diego Bosque 14 marzo, 2013

El boxeo nacional aseguró su presencia en el podio, tras los combates de ayer en el Liceo de Costa Rica, que contó con una gran cantidad de aficionados.

Tres pegadoras costarricenses lograron victorias en sus categorías y garantizaron, al menos, la medalla de plata.

Las nacionales que lograron imponer sus condiciones son: Yokasta Valle (48 kilogramos), Paola Chinchilla (48-51 kg) y Wendy Aranda (54 kg).

Valle se midió a Lisamara Morales, de Nicaragua, en una pelea muy cerrada. La pinolera demostró más fuerza en sus impactos, pero la costarricense le ganó en movilidad y técnica.

La decisión de los jueces fue de 45 a 36 a favor de la josefina.

Por su parte, Chinchilla hizo una pelea inteligente y derrotó a Aura Acevedo de Guatemala por decisión (16 a 7).

Por último, Wendy Aranda, hija del exboxeador Humberto Aranda, despachó a la panameña Miriam Jiménez.

Al final de los cuatro asaltos, los jueces se inclinaron por la costarricense con tarjeta de 14 a 24.

Aranda, de 24 años, tuvo que enfrentar la fortaleza física de su rival y la diferencia de tamaño.

"La altura de ella (Jiménez) era una desventaja en mi contra, pero lo supimos manejar", sostuvo la peleadora, tras el combate.

El padre de Aranda manifestó que su hija está mentalizada en buscar el oro el próximo viernes, cuando se mida ante la guatemalteca Julia Canel.

“Estamos trabajando para buscar el oro en este torneo. Uno desde el público sufre y quisiera ayudar más, pero no se puede”, mencionó el retirado pugilista.

Aranda y Canel se enfrentaron en octubre anterior en el Centroamericano de Boxeo, con resultado favorable a la nacional.

La guatemalteca, por su parte, tuvo dos campamentos de preparación en México y República Dominicana para llegar a punto.

Las otras rivales de las ticas serán: Karla Galindo (Guatemala) ante YokastaValle y Nataly Delgado (Panamá) frente a Paola Chinchilla.