Exciclista indicó que desea seguir viviendo en esa comunidad de Estados Unidos.

 11 abril, 2013

Austin, EE. UU. (AFP). El exciclista estadounidense Lance Armstrong, que es objeto de varios procesos judiciales desde su confesión de dopaje, vendió su propiedad en Austin, pero tiene la intención de seguir siendo un residente de la ciudad capital de Texas.

Según reportó este jueves el diario local American-Statesman, Armstrong vendió una propiedad de más de 700 metros cuadrados en una parcela de 7.000 metros cuadrados, que había comprado en 2004, en una cifra no revelada, aunque el precio de venta inicial era de $10 millones.

El exciclista, despojado de la mayor parte de sus títulos y suspendido de por vida del deporte, se ha visto abandonado por sus patrocinadores y la Fundación Livestrong que él ayudó a crear.

Medios de prensa estiman entre $60 y $100 millones la fortuna del tejano, enfrentado a una serie de demandas que en conjunto podrían sumar más de $100 millones.

Etiquetado como: