Para la primera edición en 1967, los boletos valían menos de ¢6.000

Por: Diego Ureña S. 2 febrero, 2013

San José (Redacción). Los aficionados de los Ravens de Baltimore y los 49ers de San Francisco tuvieron que desembolsar al menos ¢400.000 para ver a sus equipos en el Super Bowl de este domingo.

Este es el precio mínimo, mientras que la entrada más cara disponible al público llega hasta el ¢1.200.000. en el SuperDome de la ciudad de Nueva Orleáns.

Los boletos mantuvieron su precio de la edición del 2012, en Indianápolis.

Este es el precio más alto registrado en la NFL, pero probablemente el próximo año se bata esa marca ya que el Super Bowl se realizará en la cosmopolita ciudad de Nueva York.

Un dato interesante es que hace apenas una década se realizó el Super Bowl en el mismo estadio de este domingo y la entrada más cara costaba la mitad de la más barata para este 2013.

Las primera entradas al Super Bowl en 1967 costaba entre ¢3.000 y ¢6.000.