Se enfrenta al juego perimetral balcánico ante el poderío en la pintura americano

Por: Johan Umaña V. 9 septiembre, 2014
Kenneth Faried, de los Nuggets de Denver, es la revelación de Estados Unidos en el Mundial. Es líder reboteador y segundo en puntos para el equipo que dirige Mike Krzyzewski y que hoy juega contra Eslovenia en cuartos. | AP
Kenneth Faried, de los Nuggets de Denver, es la revelación de Estados Unidos en el Mundial. Es líder reboteador y segundo en puntos para el equipo que dirige Mike Krzyzewski y que hoy juega contra Eslovenia en cuartos. | AP

Es momento de ponerse serio para la selección de baloncesto de Estados Unidos: Eslovenia será la primera gran prueba para el equipo del coach Mike Krzyzewski y justo en Barcelona se empezará a definir si este quinteto es digno de compararse –aunque sea un poco– con el mítico Dream Team de 1992.

Empiezan los cuartos de final del Mundial de Baloncesto de España 2014 y ya los partidos no serán un paseo para absolutamente nadie.

Los balcánicos fueron aplastados por los norteamericanos, 101 a 71, en el último partido de preparación previo a la cita mundialista. Pero se han lavado la cara.

Los hermanos Dragic (Zoran del Unicaja Málaga y Goran de los Suns de Phoenix) llevan el control de un juego dinámico y muy perimetral. Sí, esta Eslovenia es de esos siempre divertidos equipos que viven o mueren tirando de lejos.

Los dirige Jure Zdovc, leyenda de la duela en su país y ganador de oro mundial y plata olímpica con el equipo de Yugoslavia.

También se les suma en el perímetro el talentoso tirador Domen Lorbek, quien milita en Turquía.

La pintura es el punto débil, pero no se puede desestimar la entrega defensiva y capacidad reboteadora de grandotes como Uros Slokar, Alen Omic y Mihan Zupan.

Eslovenia ganó cinco juegos en la fase de grupos, pero perdió el liderato contra el favorito Lituania.

Pau Gasol, líder y estrella del equipo de España. Mañana los organizadores del Mundial tienen una dura prueba ante el campeón europeo, Francia. | AP
Pau Gasol, líder y estrella del equipo de España. Mañana los organizadores del Mundial tienen una dura prueba ante el campeón europeo, Francia. | AP

En los octavos de final del torneo se deshizo de la revolucionada República Dominicana, por 71-61.

Con 13,8 puntos por juego, Anthony Davis es la estrella y mejor anotador de un conjunto de Estados Unidos que reparte mucho las canastas entre sus astros NBA. James Harden y Stephen Curry, los bombarderos, apenas aportan más de una decena de unidades.

El equipo de las barras y las estrellas, como no se cansa de repetirlo una y otra vez Coach K , ha pasado la primera ronda y los octavos afinando la defensa para estos partidos mucho más cruciales. Por eso, Kenneth Faried, ala-pívot de los Nuggets de Denver, se ha convertido en la revelación de los americanos; suma 12,8 puntos por juego y es el mejor reboteador del conjunto, con 7,8 tableros por encuentro.

Todo para los norteamericanos es mejorar antes de enfrentar a España, equipo local que se cierne como el gran favorito para ganar el oro del Mundial. Quizá Eslovenia tenga pocas posibilidades de avanzar a semifinales, pero sí debe ser capaz de desnudar algunas de las debilidades de Estados Unidos.

El juego es hoy, a la 1 p. m.

Otros juegos. Lituania, favorito para llegar a las semifinales ante Estados Unidos o Eslovenia, abrirá los cuartos de final ante la batalladora Turquía, hoy a las 9 a. m.

Mañana será el mejor juego de estos cuartos, cuando el local reviva la última final del Europeo ante la selección de Francia, a las 2 p. m.

Antes, a las 10 a. m., Brasil y Serbia abrirán la jornada.