A nivel femenino, ambos bandos lograron conseguir al menos una medalla en todas las categorías.

 7 julio
El atleta josefino Enyel García (blanco) intenta librarse del alajuelense Juan Morera.
El atleta josefino Enyel García (blanco) intenta librarse del alajuelense Juan Morera.

Los duelos entre Alajuela y San José en yudo se volvieron todo un clásico, pues ambos cantones tienen hegemonía en los Juegos Deportivos Nacionales.

Ejemplo de ello es que hay representantes de ambos bandos en todas las categorías del yudo femenino, desde juvenil hasta los 64 kilos.

Incluso, San José logró colocar tres yudocas en el podio, en la categoría de 44 kilos. La ganadora fue Ana Yanci Domínguez, Sharon Reyes se llevó la plata y Kendra Alvarado ganó el bronce.

Sobre esta competencia directa entre Alajuela y San José, el Sensei alajuelense aseguró que los josefinos los duplican en cantidad de yudocas inscritos, porque la mayor cantidad de escuelas de este arte marcial se encuentran en ese cantón.

"Me atrevo a decir que a San José, en este momento, nadie le quita el primer lugar a nivel nacional. Este es un evento en el que se le permite reunir a todos sus clubes", aseguró Sancho.

La respuesta del sensei josefino, Ramón González, fue que la competencia está muy dura, y si Alajuela continúa con el trabajo que viene haciendo, la hará más complicada año a año.

Por otra parte, Andrés Sancho, entrenador alajuelense, dijo que buscan ponerse en el cuello la mayor cantidad de medallas, sin importar cuál sea y a quién derroten, ya que sirve como un proceso para los jóvenes.

El atleta alajuelense Patricio Soto ganó oro en la categoría de 36 kilos. Dice que le tomó cuatro años prepararse para dejarse esta presea y que uno de sus sueños es salir campeón mundial por Costa Rica.

La judoca alajuelense logró ganar una medalla de oro y ser coronada como campeona de la categoría.
La judoca alajuelense logró ganar una medalla de oro y ser coronada como campeona de la categoría.

Otra que ganó oro ayer fue Nicole Redondo, también de Alajuela.

"Se siente bien porque es por lo que yo vine, por todo el tiempo que estuve entrenando, son casi tres años. Sin importar lo que uno gane, queda como experiencia", aseguró Redondo.

La campeona de la categoría de 58 kilos comentó que practicar yudo es complicado, porque en el país el apoyo se da a otros deportes. Su sueño, indicó, es que todo cambie y que los gimnasios estén abarrotados.