Timonel cafetero puso como ejemplo el duelo ante Costa Rica para afirmar que han hecho buenos juegos de visita. La H igualó a cero ante Australia en San Pedro Sula y complicó sus opciones de ir a Rusia

Por: José Pablo Alfaro Rojas 10 noviembre

Con un discurso confrontativo, la prensa catracha recibió a Jorge Luis Pinto en la zona de prensa. Apenas se acomodaba el cafetero en la mesa principal después del empate a cero ante Australia, cuando uno de los periodistas le entró con los tacos de frente.

Una crítica sobre el que considera un partido fatídico que complica las aspiraciones catrachas. Pinto, en cambio, reaccionó con una tranquilidad inusual. Bombardeado en las siguientes preguntas, evitó la guerra y se concentró en alabar el rendimiento de su equipo.

También gastó sus respuestas en tirar para arriba a Australia, una selección que recién disputó la Copa Confederaciones y tiene siete jugadores mundialistas en la nómina.

Jorge Luis Pinto, entrenador de Honduras, enfrentó a una prensa catracha muy decepcionada por el partido.
Jorge Luis Pinto, entrenador de Honduras, enfrentó a una prensa catracha muy decepcionada por el partido.

“Se hizo un primer tiempo extraordinario. Ellos tendrán que arriesgar y de pronto partir del concepto de defensa-ataque, eso lo podemos explotar, será un partido de tú a tú en la vuelta”, resaltó Pinto, ante la indignación de los periodistas por utilizar el término “extraordinario”.

En las siguientes preguntas, la mayoría de comunicadores hizo hincapié en la "ocurrencia" de utilizar esta palabra, cuando Honduras no generó una sola jugada de gol en 45 minutos.

Aún cuando el panorama quedó cuesta arriba, el semblante de Pinto expresó lo contrario.

“Hay que apoyar a estos jugadores. No es fácil encontrar un equipo con experiencia, tenemos defectos pero también buenas cosas”, apuntó Pinto.

Sí lanzó un pequeño mensaje al decir que ha llamado a todo lo que tiene, que le falta experiencia y ahora toca buscar la hombrada en la tierra de los canguros “con lo que hay”.

En 90 minutos, un remate a portería de Carlo Costly fue la única acción clara de Honduras, mientras que Tomi Juric desperdició un mano a mano frente al portero Donnis Escober en la etapa inicial.

A Honduras le faltó profundidad en ofensiva y en ocasiones lució endeble en sus intenciones de controlar el juego en casa.

En la primera etapa, la comodidad de Australia era notable. Lo recalcó el entrenador visitante, Ange Postecoglou, cuando en medio del calor y la incomodidad, más que notable en su rostro, aseguró que Australia mereció ganar.

Salió intacto de la difícil cancha del estadio de San Pedro Sula, notablemente dañada, y aseguró que notó un menosprecio del catracho hacia el fútbol australiano.

Al final, utilizó esta arma como parte de su discurso para motivar a sus futbolistas.

“Se habló de que Australia era un equipo fácil y eso nos sirvió como motivación para sacar este partido”, apuntó Postecoglou, todavía transpirando.

Contrario al discurso de la prensa, Pinto no paró de elogiar a su adversario. Cada vez que le consultaron sobre la propuesta ofensiva de la H, insistió en la calidad australiana.

“Felicité a mi equipo. Sabía que no era un partido fácil”, apuntó el colombiano.

A Honduras le espera un largo trayecto hasta Oceanía. Será allí donde confirme su presencia en Rusia 2018, o por el contrario, se despida de la Copa del Mundo.

Massimo Luongo enfrenta al catracho Emilio Izaguirre, durante el juego de ida del repechaje ante Australia. AFP
Massimo Luongo enfrenta al catracho Emilio Izaguirre, durante el juego de ida del repechaje ante Australia. AFP

Por lo visto en la ida, en el panorama hay más oscuridad que luz, aunque Pinto es firme al recalcar que Honduras juega bien con espacios y puede sacar el resultado en Australia.

El técnico cafetero sacó a relucir el rendimiento del equipo frente a Costa Rica, cuando estuvo a punto de salir con victoria de visita, pero al final un gol de Kéndall Waston les robó el triunfo.

“Yo no creo que hayamos jugado mal fuera de casa en todos los partidos de la eliminatoria”, afirmó el estratega.

A Honduras le espera un duro escollo. El gol de visita vale doble y quedaron en cero en casa. La tarea se ve más que complicada para el equipo centroamericano, en el juego del próximo miércoles a las 3 a. m. (hora de Costa Rica).