Formada en escuelas de fútbol alemana y española, practicante del sistema 4-4-2, amante de la filosofía de Josep Guardiola, exjugadora y seleccionada nacional, licenciada en preparación física, entrenadora con Licencia A y admiradora de Óscar el Macho Ramírez.

Por: Miguel Calderón S. 3 junio, 2015

Redacción.

Formada en escuelas de fútbol de Alemania y España, practicante del sistema 4-4-2, amante de la filosofía de Josep Guardiola, exjugadora y seleccionada nacional, licenciada en Preparación Física, entrenadora con Licencia A y admiradora de Óscar Macho Ramírez.

Ella es Jimena Rojas Cordero, de 31 años, la nueva asistente técnica de la Universidad de Costa Rica y la mujer que rompe un paradigma con un equipo de Primera División masculino desde 1996 (en ese año Delia Villalobos fue asistente de Belén).

Amable, con ojos que difunden ilusión y con una sonrisa contagiosa en su rostro pero con el carácter y temperamento necesario para manejar y lidiar con un grupo de 23 hombres en un mismo vestuario.

Jimena no le teme al reto, dice ser una mujer de desafíos. Su currículo (mejor que el de muchos técnicos en el país) la respalda. Tiene una especialidad en fútbol, obtenida en la Universidad de Leipzig, Alemania.

Además, fue preparada en Ciencias Aplicadas al Entrenamiento Deportivo de Élite en el Centro de Alto Rendimiento de Barcelona, en España, y fungió como entrenadora y preparadora física del equipo Arenal de Coronado en fútbol femenino del país, por tres torneos.

"Son oportunidades de vida que se me han dado y sé que todo entrenador las desearía. Gracias a Dios he podido adquirir muchos contactos y conocimientos", comenta.

Volante de contención retirada por lesiones, ahora la vida de Jimena da un giro. La UCR la contrató para ser la mano derecha del técnico Omar Royero.

"Siempre me han gustado los retos, desde que decidí irme a Alemania en 2011 a sacar la especialidad en fútbol empecé a romper paradigmas. Ser una mujer que está en el fútbol de Costa Rica masculino me llena mucho de orgullo. Omar (Royero) se tomó el tiempo de escoger a una profesional que lo ayudará sin importar si fuera hombre o mujer", afirma.

Jimena está clara en que con trabajo y perseverancia puede demostrar que sabe más de fútbol que otros técnicos nacionales.

"Esto algo nuevo para mí, la gente se pregunta cómo reaccionarán los jugadores, la prensa y la afición. Yo creo que incorporar a una mujer trae una nueva perspectiva al fútbol en sí. Siento que podemos crecer mucho, tanto Omar como yo, en bien de la UCR. Yo creo que con trabajo vamos a demostrar a paso firme que las mujeres sí podemos dirigir. Voy a trabajar con humildad y con la confianza de la directiva de la U".

Jimena Rojas, nueva asistente técnica de la UCR, visitó las instalaciones de Grupo Nación.
Jimena Rojas, nueva asistente técnica de la UCR, visitó las instalaciones de Grupo Nación.

Rojas recuerda que desde que comenzó a prepararse como técnica, los profesores le decían que no creían en el fútbol femenino. "Me decían que las mujeres no sirven para el fútbol, pero luego cambiaron de opinión, se dieron cuenta que las mujeres también sabemos", contó.

Su estrategia y estilo de juego se basa en un fútbol equilibrado, ordenado y vistoso. Otro de sus referentes es Diego Simeone.

"Creo que tener un equipo debe tener equilibrio, me encantan las defensas organizadas, que salgan jugando, que tenga transiciones fugaces entre defensa-ataque para poder hacer daño y sorprender al rival. Un sistema interesante para explotar es el 4-4-2, aunque también me gusta el 4-2-3-1".

Sobre su relación con los jugadores, Jimena no titubea. Si tiene que llamarle la atención o hablarle fuerte a un futbolista, lo hará.

"Soy demasiado estricta, me gusta que el jugador se entregue al máximo, que siga las órdenes tácticas y que cumpla con lo que uno le pide. El fútbol es de disciplina, sea mujer o hombre. La gente que me conoce sabe que soy muy exigente", acotó.

Una pregunta morbosa le causó gracia. ¿Cómo hará para estar en un camerino con hombres? "(Risas) Siempre hay cierto recelo cuando llega una mujer al camerino, pero no me da miedo. Siempre he podido demostrar que soy una profesional del fútbol, no estoy aquí por ser mujer, sino porque sé lo que hago. Quiero que las personas y que Costa Rica sepan que soy una persona de fútbol. El camerino obviamente va a cambiar. En mi caso, tocaré la puerta antes de ingresar al camerino, si habrá momentos en los que voy a tener que entrar con el entrenador, pero creo que me acostumbraré a eso".

Jimena Rojas, asistente técnica de la UCR, rompe un paradigma en la Primera División del fútbol masculino.
Jimena Rojas, asistente técnica de la UCR, rompe un paradigma en la Primera División del fútbol masculino.

Jimena tampoco teme que un día tenga que dirigir al equipo si Omar Royero no puede.

"Esa es una de las primeras preguntas que le hizo la dirigencia a Omar. Él dijo que no había ningún problema. Si algún día me toca, lo asumiría, sea en el Saprissa o en el Morera Soto. Sé que la presión de la afición puede ser grande, pero prefiero que me digan cosas a mí y que dejen tranquilo al equipo", expresó.

Jimena cree que es mucho más fácil dirigir a un hombre que a una mujer. "Se lo pongo así: ¿qué hace usted cuando llega a un camerino de mujeres y las 22 andan con el ciclo menstrual? ¡Eso no es jugando! En el caso de los hombres es más sencillo", aseveró.

La asistente técnica de la UCR quiere trascender. Su primer reto será marcar la pauta en la UCR y convencer al medio futbolístico del país de que las mujeres también pueden ser genias en el banquillo.