Exciclista alemán sostiene que el estadounidense se comportaba sin piedad con sus subalternos.

 12 junio, 2013
 Lance Armstrong reconoció en enero que se dopaba. / Archivo
Lance Armstrong reconoció en enero que se dopaba. / Archivo

Berlín (AFP). El exciclista alemán Jan Ullrich dijo a la edición de este miércoles de la revista Sport-Bild que no le sorprende la caída en desgracia de su exrival Lance Armstrong, ya que tenía “demasiados enemigos”.

“En general, no me gusta desearle cosas malas a la gente, ni siquiera a Armstrong. Pero siempre dije que Lance no saldría de ésta. Se granjeó demasiados enemigos”, declaró Ullrich, ganador del Tour de Francia en 1997.

Armstrong “siempre quería ser el jefe, y se comportaba sin piedad con sus subalternos”, añadió el corredor retirado de 39 años, que lamenta que “la historia de Armstrong haya hecho tanto mal al ciclismo, y en particular en Alemania”.

El pasado febrero, Ullrich fue condenado por dopaje por el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), por lo que quedaron anulados todos sus resultados desde mayo de 2005. Sin embargo, se ha negado a seguir el ejemplo del norteamericano, que confesó cómo se dopaba.

Lance Armstrong reconoció en enero que se había dopado para ganar siete ediciones del Tour de Francia, después de ser despojado de todos estos títulos a raíz de una investigación de la agencia norteamericana antidopaje (Usada, por sus siglas en inglés).