Por: Rebeca Madrigal 23 marzo

El MEIC intenta determinar si hubo estafa o incumpliento con los costarricenses que han visto frustrado su viaje a México para el partido entre la selección tica y la azteca.

Miles de aficionados pagaron por viajar desde Costa Rica hacia México, con entrada al estadio incluida, pero algunos verán el juego en sus casas, pues aunque adquirieron un paquete de más de $1.000, la agencia contratada no cumplió con lo ofrecido. Otros, en México, se mostraron llenos zozobra alegando varios incovenientes.

La agencia que habría incumplido con el servicio ofrecido, según los aficionados, es Continental Travel. El Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) confirmó que hasta ahora esta empresa no registra denuncias ante la Oficina de Apoyo al Consumidor.

Cynthia Zapata, directora de esa oficina, confirmó que han tratado de comunicarse con la agencia, pero sin éxito. Ese ejercicio lo realiza el MEIC con la finalidad de conocer si la empresa tiene intención de cumplir o analizar por qué no se está cumpliendo.

La Nación intentó contactar a la agencia al teléfono que aparece en su perfil en Facebook, pero tampoco hubo respuesta. Aunque en el mismo perfil la agencia señala un sitio web, el enlace no dirige a ninguna página electrónica.

¿Incumplimiento o estafa? Zapata explicó que la estafa es un engaño, que se dice algo que se va a cumplir, pero en realidad no se ha realizado la diligencia como pagar vuelos, hacer reservas o comprar la entrada al partido.

"En caso de que haya tendido una cortina de humo y no hayan hecho esas diligencias, estaríamos frente a una estafa, que es delito del tipo penal", dijo la funcionaria.

En el inclumplimiento, en cambio, no existe el afán de estafar, pero el cliente no obtiene los bienes o servicios por los que pagó.

La directora insiste en que los afectados deben poner la denuncia ante el MEIC para analizar si se trata de una cosa o la otra. En el caso de estafa, después de un análisis previo, se traslada al Ministerio Público.

En caso de un incumplimiento contractual, se abre un procedimiento administrativo en el MEIC y las empresas se exponen a sanciones que van de tres a 40 salarios base, explicó León Weinstok, abogado de la firma BLP.

Además, en esa sede, los consumidores pueden exigir la devolución del dinero, aunque no así el pago de daños y perjuicios, que se deben ventilar en un proceso penal.

La recomendación de Zapata es dudar de comprar cosas que parezcan "demasiado buenas para ser ciertas". Además, exigir a la agencia respaldo de la compra como el boleto aéreo, la reserva del hotel, números de teléfono y comprobante de esas compras. En 2016, se recibieron 220 denuncias por la venta de servicios turísticos, mientras que en todo el 2015 se interpusieron 134.

La pesadilla empezó el miércoles, cuando los aficionados llegaron a las 5:15 a. m. para tomar su vuelo de las 8:15 a. m. Sin embargo; solo algunas personas lograron viajar.

El resto permaneció en el aeropuerto, a la espera de solución, pues según la versión que manejaban, la empresa de viajes no había pagado los vuelos chárter.

En la noche del miércoles, la agencia les devolvió $100 de los $1.024 (¢575.000) que pagó cada aficionado, con el compromiso de que les iban a devolver el resto.

Esta mañana una parte de los ticos que esperaban en el aeropuerto Juan Santamaría, decidió regresar a sus casas, ante la falta de soluciones por parte de la agencia de viajes.

El grupo que sí pudo viajar a México, relata que fueron trasladados del aeropuerto a un hotel, pero no han recibido la alimentación por la que se pagó ni tampoco tienen garantía de que recibirán las entradas al estadio.