Por: Johan Umaña V. 29 abril, 2014
LeBron James se lesionó en el tercer cuarto, pero siguió en el juego y aportó 19 puntos más para acabar con un total de 31 y dar el triunfo al Heat. | AFP
LeBron James se lesionó en el tercer cuarto, pero siguió en el juego y aportó 19 puntos más para acabar con un total de 31 y dar el triunfo al Heat. | AFP

El Heat del astro LeBron James se convirtió anoche en el único equipo de esta postemporada en avanzar a la segunda ronda sin derrota alguna. Con el triunfo, por 109-98 en Charlotte, consumaron la barrida de 4-0 en la serie ante los Bobcats.

James tuvo otra velada espectacular al registrar 31 puntos, nueve asistencias y siete rebotes.

Contó con el apoyo del resto del Big Three : Chris Bosh anotó 17 unidades y Dwyane Wade 15.

La noche no pasó sin susto, ya que James se lesionó en el tercer cuarto; pero el Rey siguió en la duela para aportar 19 puntos más.

Por los Bobcats el mejor encestador fue Kemba Walker, con 29 puntos. Ellos no contaron con Al Jefferson, su líder en puntos y rebotes, pues sigue lesionado.

El barrer a los Cats significa un gran paso en las aspiraciones del bicampeón de la NBA de revalidar el título. Miami se ganó un gran margen de descanso en lo que inician las semifinales de conferencia, donde enfrentará a los Raptors o los Nets, enfrascados en una larga batalla que por ahora va empatada a dos triunfos por bando.

Pacers cerca del abismo. Todo pinta Heat en el Este. Los Pacers, su supuesto gran rival a vencer, más bien están a punto de ser eliminados por los Hawks, que ayer ganaron 107 a 97. La serie entre el mejor y el peor clasificado de la conferencia quedó 3-2, a favor de Atlanta.

El suplente Shelvin Mack, con 20 puntos, Paul Millsap (18), Mike Scott (17) y Kyle Korver (16) fueron los de más números en una ofensiva muy repartida para los Hawks.

Por Indiana el mejor fue Paul George, con 26 unidades. El centro Roy Hibbert no anotó ni bajo rebotes en los 12 minutos que jugó.

El sexto partido de la serie será el jueves, en Atlanta, donde el local podrá convertirse en apenas el segundo conjunto en ganar una serie de postemporada pese a clasificar con récord perdedor.