Quedó fuera del torneo al sufrir dos operaciones en su rodilla, en tres meses

 3 mayo, 2015

El sufrir dos cirugías en su rodilla derecha en menos de tres meses, quedar fuera del Torneo de Verano y perder el liderato de goleo son tres tragos amargos que ha debido vivir el delantero del Herediano, Yendrick Ruiz.

Apoyado por su familia y con una fuerza de voluntad inquebrantable, el ariete rojiamarillo trata de mantener la calma, seguir al pie de la letra su terapia, en el Estadio Eladio Rosabal Cordero, y confíar en volver lo antes posible, porque tiene claro que el fútbol da revanchas.

“Uno sabe que en esta profesión está expuesto a las lesiones, pero tener dos en menos de tres meses nadie lo quiere sufrir, por eso pongo todo en manos de Dios y ahora solo queda recuperarse, tener una mentalidad positiva y seguir adelante”, confesó Yendrick.

Con las muletas como su mejor aliado en los últimos días, Ruiz asiste a los entrenamientos del Team a observar a sus compañeros y aprovecha para reflexionar sobre lo que le pasó.

Yendrick Ruiz asiste todos los días a terapia en el Rosabal. | ALBERT MARÍN
Yendrick Ruiz asiste todos los días a terapia en el Rosabal. | ALBERT MARÍN

“La primera operación fue por los meniscos en enero y a principios de abril de nuevo me operaron pero por una inflamación en los huesos, tras un golpe ante el América”, el cual sucedió en el partido de ida de la Concachampions , torneo en el que los florenses quedaron eliminados al ser goleados 6-0 en el Azteca.

“Son situaciones que uno no se explica, son cosas que pasan, designios de Dios a los cuales uno solo debe tenerle paciencia y esperar cosas mejores”, añadió.

Yendrick quedó fuera del plantel en el peor momento, cuando su equipo sufrió la resaca de la eliminación en Concacaf que al final le costó el puesto al técnico Mauricio Wright, quien el miércoles pasado fue sustituido por el brasileño Odir Jacques.

“Hemos recibido golpes duros, pero el equipo está mentalmente fuerte, estamos clasificados a las semifinales y dependemos de nosotros mismos”, señaló Yendrick, quien alabó el sacrificio y entrega de sus compañeros.

“Más allá de lo que pase en los dos partidos que nos quedan (hoy ante Saprissa y el miércoles ante Santos), tenemos claro que las semifinales son un torneo diferente, puede pasar cualquier cosa y llegará a la final el plantel que esté mejor concentrado, trabaje más en la cancha y aproveche sus oportunidades”, finalizó.

Etiquetado como: