El técnico de Alajuelense está inquieto porque su equipo sumó la tercera derrota consecutiva; sin embargo, rescata el esfuerzo y entrega de sus jugadores, así como las opciones que tuvieron para sacar un mejor resultado ante Herediano.

Por: Fanny Tayver Marín 21 octubre
Wílmer López confía en que la Liga no saldrá con las manos vacías del Rosabal Cordero.
Wílmer López confía en que la Liga no saldrá con las manos vacías del Rosabal Cordero.

Heredia.

El técnico de Alajuelense está inquieto porque su equipo sumó la tercera derrota consecutiva; sin embargo, rescata el esfuerzo y entrega de sus jugadores, así como las opciones que tuvieron para sacar un mejor resultado ante Herediano.

¿Le parece justa la expulsión de Jonathan McDonald?

Solo el árbitro sabrá qué le dijo McDonald tan pesado como para sacarle la doble amarilla; yo estaba muy largo para determinar. Algunos jugadores me dijeron que no dijo groserías ni malas palabras, pero son situaciones que el árbitro toma de momento. No podemos poner de excusa que por la ausencia de McDonald perdimos, porque hicimos un buen partido.

Usted reclamaba que a Allen Guevara la golpeaban mucho. ¿Sale insatisfecho con el árbitro?

En la primera conferencia de prensa que hablé dije que no iba a hablar del árbitro, son decisiones que él tiene que tomar ahí en un segundo, qué voy a decir. Uno en la banca le hace ver la situación al cuarto árbitro. No solo a Allen Guevara, sino a uno y a otro de nosotros y a otro, pero nada de eso influyó en el resultado.

¿Qué tanto influyó la expulsión en el resultado?

Uno trabaja con un sistema y lo que menos espera es que el único delantero que teníamos saliera expulsado, porque cuando nos quedamos sin delantero se complica la llegada al área contraria, pero en el segundo tiempo creamos opciones, tuvimos un par de ocasiones claras para anotar. El partido fue muy bueno, quizás 11 contra 11 la historia hubiera sido otra.

¿Fueron acertados sus cambios?

Los 10 jugadores que estaban dentro de la cancha, antes del primer cambio, corrían, iban y venían, hicieron un despliegue físico muy grande, cualquier otro entrenador no hace cambios, porque todos estaban físicamente muy bien, a lo último se pudo ver más quedado a Kurt Frederick, pero hizo un desgaste grande. Los cambios entraron bien, Yuaicell Wright entró a pelear, Harry Rojas a luchar en la banda izquierda y Luis Miguel Valle a ser un candado. El partido lo teníamos controlado, ellos enviaban pelotazos. Cuando usted tiene un jugador menos siempre se complica, a pesar de que en el segundo tiempo no se notó que teníamos un jugador menos, eso complica en el desgaste que hacen los demás compañeros para suplirlo.

¿Qué panorama visualiza para la Liga?

Tenemos claro lo cerrada que está la clasificación, pero después de lo que vimos ante Herediano, creo que uno sale muy esperanzado, porque las circunstancias del partido da que Herediano nos gane, pero el despliegue físico y la forma de jugar de la Liga fue muy buena. Heredia hizo un gran partido, pero intentamos dar buen fútbol, y con un hombre menos lo hicimos bastante bien.

Se ve algo satisfecho pero es la tercera derrota consecutiva.

Salgo hasta cierto punto satisfecho, pero no contento, porque perdimos, pero ver el accionar de los muchachos da un aliciente grande que de aquí en adelante no pueden demostrar menos que lo de hoy ante Herediano, porque es la única forma para meternos dentro de los cuatro clasificados y buscar el campeonato.

¿Qué opinión tiene de los errores puntuales?

No podemos cometer un penal al minuto y medio de haber empezado el segundo tiempo, más cuando el jugador va a la línea de fondo, era seguirlo. Una ley de fútbol desde que uno mejenguea es que dentro del área no se puede barrer. El equipo tuvo que defenderse y se defendió bien y cuando pudo jugar la pelota, las hicimos e hicimos cosas muy buenas con un hombre menos.

Etiquetado como: