Paté inicia su aventura como entrenador y asegura que inculcará en el camerino la misma filosofía que tuvo de futbolista

Por: Daniel Jiménez 22 junio, 2015
Wálter Centeno posa tras la conferencia de prensa realizada en el Teatro el Triciclo, donde se anunció que dirigirá a Puntarenas FC.
Wálter Centeno posa tras la conferencia de prensa realizada en el Teatro el Triciclo, donde se anunció que dirigirá a Puntarenas FC.

¿Cuál va a ser la filosofía de Wálter Centeno como director técnico de Puntarenas?

Pueden esperar la misma filosofía que tuve como jugador, esa que implica siempre jugar bien al fútbol, tener jugadores con buena técnica y sobre todo, voy a proteger el espectáculo. En ocasiones el resultado va a ser circunstancial. Voy a sentar las bases de mi época como futbolista, en que gané mucho.

¿Se siente preparado para asumir este nuevo reto?

Creo que llevo cuatro años sin jugar y ahora me he preparado bien para esto. Solo el tiempo dirá si estoy listo, me voy a mandar el agua. Es lo mismo cuando debuté como jugador; en esa ocasión tampoco estaba listo, pero tengo que correr el riesgo.

¿Cuál ha sido su preparación académica?

Para nadie es un secreto que soy un novato, soy un mostacilla, como decíamos en los tiempos de colegio. Hice los cursos que implica tener la licencia A en la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), esos son los únicos títulos que tengo y la vivencia de 18 años que tengo en esto, que es válido porque ahora voy a transmitir muchas de mis vivencias.

En su tiempo de futbolista, la cancha del Lito Pérez le fue complicada. ¿Cómo hacerla ahora su fortín?

Es una cancha bastante difícil, hace más de 10 años que Saprissa no gana ahí, pero recuerdo que yo estuve en esa victoria. El Lito Pérez siempre ha sido una fortaleza porque se ha jugado a las 11 a. m. y yo quiero cambiar esa manera de jugar; no vamos a vivir del clima, vamos a tener una idea clara de juego.

“No vamos a necesitar de algo adverso para ganar, nuestra fortaleza va a hacer el juego de conjunto, de presionar al rival, de no dejarlo pensar, ese va a hacer el fortín, pues un estadio no garantiza nada”.

¿Eso quiere decir que dejará de jugar a las 11 a. m.?

Correcto. Ahora nosotros vamos a jugar de noche, cambiaremos eso porque el jugar de noche entra en la filosofía que llevamos. En ocasiones de día se imposibilita porque muchas veces dicen que el sol afecta a un club, pero en realidad es a los dos equipos.

¿Cómo será trabajar con Alonso Solís en dos funciones: jugador y asistente?

Él va a ser un asistente dentro de la cancha cuando le toque actuar; uno a veces desde afuera no puede tomar la batuta y en este caso él y otros jugadores tienen que que asumir ese rol. Yo soy una persona abierta en darle una confianza a mis compañeros. Creo que no habrá problemas.

¿Tuvo muchas opciones para iniciar como técnico?

Esta ha sido la primera llamada que tuve de Alejandra Ordóñez. Nunca he tenido algún acercamiento con alguien más para dirigir un club. Dicen que el tren del éxito pasa una vez y si uno no se monta, no se sabe cuándo vuelve a pasar.

¿Habrá más incorporaciones en los próximos días?

Sí, me faltan unos jugadores, tengo tres que están por confirmarme, son de mi confianza y han pertenecido a la Primera División. Quiero estar con gente que yo sepa que me va a respaldar en todo momento.