Por: Fiorella Masís 4 septiembre
Wálter Centeno firmó camisetas el domingo, previo al partido entre Saprissa y Grecia.
Wálter Centeno firmó camisetas el domingo, previo al partido entre Saprissa y Grecia.

El técnico de Grecia, Wálter Centeno, no cree que Saprissa haya bailado a su equipo en la Cueva, durante el partido del domingo que perdió 6-1.

Ese cotejo se suspendió en el 81' por una amenaza de bomba, por lo que este lunes se reanudó con los nueve minutos restantes y dos más de reposición.

Durante ese lapso no hubo mayores incidencias, excepto la expulsión del griego Jeremy Araya, en el 83', por una fuerte falta sobre Randy Chirino.

Luego de la finalización oficial del compromiso, Centeno explicó que sus jugadores perdieron demasiados balones y esa fue la causa principal de la goleada.

¿Qué experiencia le deja llevarse una goleada de este tipo a un técnico que está empezando?

Creo que nos deja una experiencia, ya que los únicos tres equipos que nos han ganado han sido los llamados grandes, porque hemos pecado por regalar 20 minutos con Alajuelense y Saprissa. Con Herediano pudimos soportar, pero el domingo no pudimos porque Saprissa fue totalmente ofensivo y determinante en las jugadas de la contra, que si hay un equipo que maneja bien la contra es Saprissa por las cualidades físicas que tienen ellos.

"Para futuros partidos con ellos, ya sabemos qué nos vamos a encontrar. Mis jugadores no habían sentido ese vértigo, lo sintieron y en estos diez minutos (del lunes) se dieron cuenta que si son aplicados y tienen paciencia con el balón, el partido se torna a nuestro lado. Pero Saprissa ganó bien, fue digno ganador, nos metió seis goles. Siempre lo he dicho, en este sistema cuando no soy aplicado puedo salir goleado, y cuando soy aplicado a favor, los otros equipos pueden salir goleados. Estamos anuentes a eso, se los he hecho saber a mis jugadores, así que no veo ningún problema".

Cuando Grecia perdió ante Herediano usted dijo que en el segundo tiempo le pegó un baile. ¿Hoy se puede decir que Saprissa le montó baile a su equipo?

Es que el baile se pega con la bola y si usted puede ver el partido, Saprissa hizo contras. Hubo cuatro goles de contras: el segundo, el tercero, el cuarto y el quinto. Fueron bolas perdidas por mis jugadores en zonas donde no podemos perder el balón, y a partir de ahí Saprissa fue contundente, mas no con la bola, porque solo hubo un lapso en el primer tiempo un remate que pegó en el tubo hizo una secuencia de 20 pases y fue el único momento en que la afición dijo ole. Entonces el 6-1 no fue tan baile, porque creo que si no me dejan mentir las estadísticas, Grecia hizo mejor control hasta el día de hoy, con diez manejamos la bola mejor que Saprissa. Grecia salía jugando. Hay que analizar los partidos, a veces no solo ver los resultados y goles. Ver por qué pasan las cosas y el domingo Grecia perdió porque cometió muchas pérdidas de balón.

¿Qué pasa por su cabeza cuando le meten tantos goles? ¿No piensa en replegarse en defensa?

En ningún momento me tiré atrás, esa es parte de la idea, nosotros defendemos una idea que es jugar bien, proponer, independientemente de cuánto vayamos. Si vas ganando por seis o cinco, o tres o dos, tenés que jugar de la misma forma, porque después, a la vuelta de la esquina, te espera el bumerán del fútbol, si yo traiciono la idea, la idea me va a cortar la cabeza. Este es un sistema de valientes, siempre lo he dicho, y aquí no hay miedos. Los miedos están para sobrepasar la barrera y si hay algo que a mí me gusta es siempre dar espectáculo, independientemente de las situaciones, y eso quiero inculcarle a mis jugadores, de que bien o mal hay que defender la idea primero y luego el espectáculo, porque al final eso es lo que nos puede dar un parámetro de que lo hicimos bien o mal.

¿Qué dejaron de hacer para recibir esa goleada?

De ser intensos, tenemos una ley, tras pérdida de balón tiene que haber intensidad y si hay algo que me faltó ayer fue eso, las líneas se me partieron mucho y eso fue mérito de Saprissa, porque te hace un juego más directo, no elabora sino que juega más a la contra, entonces es complicado. El mayor pecado, el domingo, de mis jugadores es que tuvieron 27 pérdidas de balón, saque el porcentaje, el 25% fue gol, Saprissa llegaba y hacía gol. Nosotros no tuvimos, nos faltó más profundidad, eso es lo que yo más trabajo, pero a veces cuando el marcador lo tenés en contra es difícil, pero estamos trabajando en eso, no es de asustar, vienen tres partidos más contra ellos. Ya mis jugadores probaron este platillo y les supo amargo. Nosotros aspiramos a grandes cosas, vamos a seguir sobre la línea que tenemos, seguir mejorando y nos vamos a topar en el camino, esperemos que mis jugadores ya hayan aprendido la lección.

Wálter Centeno durante la conferencia de prensa de este lunes, tras la reanudación del partido Saprissa-Grecia.
Wálter Centeno durante la conferencia de prensa de este lunes, tras la reanudación del partido Saprissa-Grecia.

¿Cómo fue el momento de regresar a la casa que lo vio nacer?

La verdad que fue algo muy gratificante para mí que la afición me reciba de esa manera ha sido una meditación de que valió la pena que de 18 años de carrera 16 se los di a Saprissa y se vio recompensado con los aplausos, el cariño, las fotos, en el respeto sobre todo. Si hay algo que yo valoro es cuando alguien te respeta. Si hay algo que voy a tener dentro de mi corazón es el respeto de la afición morada hacia mí y mi equipo. No es cualquiera que le meten seis y sale aplaudido, eso se debe a que Saprissa es una de las aficiones más fieles y ayer lo demostraron.

En ocasiones le falta el material humano para realizar su juego, específicamente en defensa, porque los dos centrales (Elías Palma y Daniel Vallejos) se ven muy lentos al querer darle salida al equipo.

Sí, correcto, ayer empezaron a jugar dos jugadores míos que para mucha gente son lentos y más aún en el sistema que jugamos nosotros que es de riesgo, entonces se van a ver lentos porque juegan a 70 metros lejos del marco, pero no solo es responsabilidad de ellos, es responsabilidad de los que pierden la bola y después de que se pierde, en el equipo hay un lema de que tiene que haber reacción tras pérdida. Ellos la sintieron porque llevaron todo el peso del partido y de ahí que me costó mucho por ese lado, pero es parte del riesgo, pero son jugadores que les tengo toda la confianza, pero ahí vamos a ir encontrando la vuelta, ayer fue un partido en el que recibimos muchas contras y ellos mismos se tienen que dar cuenta de eso.

El aficionado en general esperaba más de Grecia, ¿qué mensaje le da a ellos?

De los siete partidos, creo que ha sido el que menos intensidad y volumen de juego ha sido contra Saprissa. Eso repercute también por lo bien que hizo Saprissa sus contras y Saprissa aquí es fuerte. Más allá de eso llevamos un porcentaje de seis partidos buenos aunque hemos perdido tres veces. El balance de idea de juego para mí es sumamente importante, porque ese es el párametro para lo que viene, entonces entre más defendamos nosotros el jugar bien, el estar proponiendo, yo creo que nos va a acercar a la clasificación, pero cuando enfrentemos a estos equipos debemos tener un poquito más de intesidad a la hora de jugar los primeros 20 minutos porque no te perdonan. Mis jugadores se dieron cuenta de que si no son aplicados se pueden llevar, seis, siete, ocho, nueve, diez...

Etiquetado como: