En su primera práctica a cargo de la defensa de la Liga, el Chunche tenía que encontrar una solución práctica para comunicarse con el lateral izquierdo.

Por: Fanny Tayver Marín 22 agosto

Turrúcares

Kurt Frederick ni siquiera sabe saludar en español y Mauricio Montero no habla nada de inglés.

En su primera práctica a cargo de la defensa de la Liga, el Chunche tenía que encontrar una solución práctica para comunicarse con el lateral izquierdo.

Y se las ingenió a como pudo, aunque Seemore Johnson y Jameson Scott le salvaron la tanda traduciendo.

Para un hombre tan auténtico como Chunche, el fútbol es un lenguaje universal, pero entre risas prometió que aprenderá algunas palabras básicas para resolver el problema, mientras que Frederick también debe de ingeniárselas para asimilar el español.

Etiquetado como: