Por: Steven Oviedo 17 mayo
Víctor Núñez celebra su gol con Keyner Brown. | JOSÉ CORDERO
Víctor Núñez celebra su gol con Keyner Brown. | JOSÉ CORDERO

Los goleadores definen finales y Víctor Núñez es uno de esos delanteros que aparecen a la hora grande.

Mambo se ha llenado la boca con el grito de gol en cuatro finales del Herediano.

Este miércoles, Núñez llegó a su octavo gol en estas instancias con los florenses. “Muy contento por volver al gol, me hacía falta y qué más lindo que en una final. Hay que estar tranquilos; solo fue un pasito, falta otro”, dijo Mambo.

La historia de Núñez y sus goles en finales con el Herediano empezó en el Invierno 2010, cuando abrió la cuenta en el juego de vuelta ante Alajuelense, en el Morera Soto, pero su equipo no se llevó el trofeo.

Dos años más tarde, Mambo fue clave para que el Herediano quebrara su racha de 19 años sin títulos, cuando le marcó tres goles en la disputa por el cetro al Santos, dos en la ida y uno en el juego de vuelta.

Para el Verano 2013, los heredianos cayeron ante el Club Sport Cartaginés en el Fello Meza por 3-1 en el primer duelo de la final; ese gol fue obra del goleador histórico.

Núñez se convirtió en el héroe de la remontada ante los brumosos en el juego de vuelta, donde venció en dos ocasiones a Luis Torres y su equipo salió con la estrella 23.

El delantero ha marcado ocho goles en seis distintos partidos de final. Víctor Núñez podría llegar a su cuarto título con el Herediano, ya que fue campeón con el equipo florense en los torneos de Verano 2012, 2013 y 2016.

“Sabemos que en el Saprissa las cosas son muy complicadas, es un equipo que juega muy bien con su gente y sabemos que el Estadio Ricardo Saprissa es complicadísimo. Tenemos que ir a hacer un gran partido”, añadió.

Además, el tanto de este miércoles lo dejó con 87 goles con la camiseta rojiamarilla, en el segundo puesto de goleadores históricos, solo por detrás de Claudio Jara, quien sumó 99.

Etiquetado como: