El goleador del Herediano aseguró que el plantel rojiamarillo no quiere otra posición en la tabla que no sea la primera, por eso se siente satisfecho al haber logrado el doblete del triunfo contra Uruguay.

Por: German Matamoros S. 9 marzo, 2014
Víctor Núñez se fue de doblete esta tarde, en el triunfo de Herediano sobre Uruguay. A su lado celebra José Miguel Cubero.
Víctor Núñez se fue de doblete esta tarde, en el triunfo de Herediano sobre Uruguay. A su lado celebra José Miguel Cubero.

El goleador Víctor Núñez fue enfático en la conferencia de prensa después del triunfo del Herediano sobre Uruguay, 2-1, al afirmar que su equipo no quiere ningún otro puesto en la tabla que no sea el primero.

Por eso, ante la dificultad que encontraron los florenses para vulnerar la resistencia aurinegra y el triunfo de Saprissa en horas de la mañana, Mambo confesó que estaban presionados.

"No queríamos estar en el segundo lugar. Hoy en la mañana se nos fue el liderato porque Saprissa ganó y sentimos presión. Pero el equipo no desmayó y conseguimos esa anotación al final del encuentro", dijo Núñez.

El ariete mencionó que la oncena dirigida por Carlos Watson planteó un buen sistema defensivo, que trabajo muy bien tanto por arriba como por abajo, lo cual hizo necesario un poco de perseverancia.

"El partido fue siempre enrredado, nos sorprendieron con el primer gol. Nosotros tuvimos sapiencia para entender que faltaba mucho tiempo y así logramos darle vuelta al marcador".

Otro de los actores preponderantes del elenco rojiamarillo, el timonel Marvin Solano, declaró que el primer objetivo en el horizonte es lograr la clasificación, a pesar de la lucha reñida que enfrentar contra Saprissa y Alajuelense por la cima del certamen.

"Desde que yo asumí la dirección técnica, casi siempre hemos estado arriba. Es un hábito que tenemos, pero primero queremos clasificar. Luego buscaremos el primer lugar", expresó.

Solano cree que el juego ante Uruguay debió finalizar con un marcador más abultado a favor de los florenses, aunque también alabó el orden de los visitantes.