Bolívar igualó a Kevin Stewart y Gerardo Alvarado como los porteros con más equipos en la Primera División

Por: Patricio Altamirano 21 enero, 2015

Redacción

Si de culturas se tratase, la trayectoria del guardameta Víctor Bolívar en el fútbol nacional se puede comparar con la de un pueblo nómada que se traslada de un lugar a otro sin residencia fija.

El futbolista sumó en el Torneo de Verano el octavo club en su carrera y se convirtió en el tercer portero con más camisetas vestidas en el balompié nacional. Esta vez, espera haber encontrado su hogar o el trampolín para consagrarse de cara al último tramo de su carrera.

La Universidad de Costa Rica (UCR) lo rescató de la sombra del Herediano —donde no tuvo participación—, en un momento en el que el meta se analiza en retrospectiva con la intención de tomar lo bueno para consolidarse en una casa futbolística en los próximos años.

Pese a que en la mente de Bolívar está regresar a un equipo más competitivo: "el deseo mío es llegar a un equipo llamado grande, dar el paso importante otra vez y vamos paso a paso", como cuando recaló en Saprissa el año 2011; el jugador reconoce que la UCR puede ser el lugar ideal para establecerse a sus 31 años.

"En la Universidad me puedo consolidar, porque están las condiciones. Creo que es un equipo donde, por lo que me han comentado amigos que estuvieron ahí, uno tiene la posibilidad de mostrarse y tiene todas las facilidades para hacerlo. Pienso que este puede ser el equipo que me puede dar esa paz y esa tranquilidad", dijo Bolívar, quien afirma que durante su carrera ha vivido más cosas buenas que malas.

Aunque se declara satisfecho con su periplo por el fútbol nacional, el cancerbero no olvida los momentos difíciles.

Sin embargo, su conclusión es firme: "he entrado en una etapa de maduración importante, en la cual me he dado cuenta de las cosas por las cuales debo seguir mi camino y hacia eso debo apuntar".

Fuera de la cancha, el guardameta de la U también tuvo que aprender de los golpes.

El portero Víctor Bolívar recuerda con dolor los días cuando la afición se burló de su situación personal. En la foto, Yeltsin Tejeda solicita al público que no griten insultos al meta, quien militaba con Puntarenas.
El portero Víctor Bolívar recuerda con dolor los días cuando la afición se burló de su situación personal. En la foto, Yeltsin Tejeda solicita al público que no griten insultos al meta, quien militaba con Puntarenas.
"He pasado momento muy difíciles como cuando me gritaban en los estadios y me mantuve firme. Creo que soy una persona con carácter firme, mentalmente también; creo que estas cosas a otra persona le hubiesen afectado más", comentó.

Ocho clubes. Al ser contratado por el club académico, Bolívar igualó a Kevin Stewart y Gerardo Alvarado como los porteros con más equipos.

Bajo los tres palos, debutó el año 2004 con Liberia ante Herediano. Desde entonces ha jugado con Santacruceña, Brujas, Barrio México, Saprissa, Santos y Puntarenas FC —según datos de la Unafut en los cuales no se contabiliza su paso por el Team, donde no jugó—, siendo su paso por los morados y los canelas las etapas más inolvidables del guadavallas.

Ahora, Víctor Bolívar se esfuerza para recobrar su peso ideal y sueña con regresar al nivel que mostró en sus primeros años como futbolista.

"Quiero mantener mi peso ideal, bajar un poco lo que subí de peso. He estado yendo a una clínica especializada para tener terapia, porque quiero que este sea mi año; quiero que en este año vuelva a ser el portero que fui en un principio, en eso quiero estar mentalizado en mi cabeza", subrayó.

El domingo anterior, Bolívar tuvo su primer partido con la camiseta de la UCR en la derrota 2-1 frente al Pérez Zeledón.

Etiquetado como: