Hace tres años hubo un certamen similar pero no tan apretado como el actual

Por: Kenneth Hernández Cerdas 10 abril
El saprissista Ulises Segura recibió la marca del belemita Keven Espinoza (31) el domingo pasado en Guadalupe.
El saprissista Ulises Segura recibió la marca del belemita Keven Espinoza (31) el domingo pasado en Guadalupe.

Redacción

El reñido cierre que refleja el campeonato nacional convierte al Verano 2017 en el torneo más apretado de los últimos seis años.

Que el liderato siga abierto, falten dos cupos para completar la cuadrangular y que el descenso se mantenga al rojo vivo, a falta de dos jornadas para que baje la cortina, es una combinación de factores que ponen al actual certamen con una etiqueta diferente.

De acuerdo con un recuento elaborado por La Nación, solo una vez, en los últimos 11 torneos cortos, hubo circunstancias parecidas a las actuales.

Completadas 20 fechas, Saprissa y Limón pelean la cima separados por tres puntos; mientras que Herediano (33), Pérez Zeledón (31), Cartaginés (30) y Santos (28) batallan por dos boletos a la siguiente fase; en tanto, cinco clubes están en franca disputa por evitar el descenso.

Liberia (44), UCR (43), Carmelita (43), San Carlos (41) y Belén (39) tienen los pies en la cancha pero en sus cabezas está la posibilidad de que un tropezón puede condenarlos a la Segunda División.

Justo hace tres años, en el Verano 2014, la situación estaba así: la S no había consolidado el liderato pese a que la brecha con el segundo puesto (Alajuelense) eran cinco puntos; aún restaba un campo para completar las semifinales (el formato era distinto al actual) y cinco clubes marchaban bajo la sombra el descenso.

En aquel momento, el Team ya tenía el boleto en la mano, no como ahora, mientras que la UCR y Belén protagonizaban una férrea competencia por meterse entre los cuatro mejores.

En el fondo de la tabla también había cinco involucrados: Belén (con 45 puntos estaba en ambos frentes), Uruguay (45), Limón (44), Pérez Zeledón (44) y el Puntarenas FC (41).

Finalmente fueron los chuchequeros los que perdieron su cupo en la máxima categoría.

Para lo último. Dejar para el final la resolución de puestos claves es una tendencia marcada en el fútbol nacional.

Desde el Invierno 2011, en solo tres oportunidades el liderato estaba blindado a falta de dos cotejos para la conclusión de la fase regular.

En ese mismo periodo, apenas en dos ocasiones los cuatro clasificados tenían sus tiquetes debidamente asegurados. Y por último, también en otras dos el descenso contaba con nombres y apellidos.

A criterio del técnico saprissista Carlos Watson, es normal que el torneo se convierta en un cuello de botella en instancias decisivas.

"He dicho reiteradamente que a partir de clasificar, al igual que el año pasado esto sería así: sube uno y baja el otro. El año pasado fue con Heredia y ahora nos toca con Limón FC. Ahora vamos a procurar no bajar, pero está pasando igual que en varios torneos anteriores", dijo el timonel.

Waston hace referencia puntual al Invierno 2016, en el que, con 20 jornadas en lista, el Monstruo encabezaba el certamen con 43 unidades, a solo tres de los florenses. Al cierre los morados finalizaron en la cumbre.

Para el estratega brumoso Jeaustin Campos, el semestre entró en una etapa en la que nadie puede claudicar, especialmente su equipo que el fin de semana dio un golpe en la mesa al ganar en Heredia.

"Estamos en esa nube de confianza, no hay que aflojar, en cada jugada nos tenemos que jugar la vida (...) Esperamos estar clasificados el próximo domingo", indicó el director técnico.

El entrenador universitario Mauricio Wright considera que el torneo no admite equivocaciones, especialmente para sus dirigidos.

"El campeonato está apretadísimo por todo lado, nadie puede pestañear, en el caso nuestro nos jugamos dos finales y debemos encararlas como tal. Dependemos de nosotros mismos, esa es nuestra ventaja", apuntó.

Antecedentes

A falta de dos jornadas para el cierre de la fase regular, así estaban los últimos campeonatos nacionales

Invierno 2011

Liderato abierto: Sí (Herediano 36 puntos, Alajuelense 33)

Cupos definidos a siguiente ronda: 4

Descenso definido: No aplicaba

Verano 2012

Liderato abierto: Sí (Pérez Zeledón 37 puntos, Santos 34)

Cupos definidos a siguiente ronda: 3

Descenso definido: Sí (Orión 25 puntos)

Invierno 2012

Liderato abierto: Sí (Alajuelense 40 puntos, Saprissa 39)

Cupos definidos a siguiente ronda: 3

Descenso definido: No aplicaba

Verano 2013

Liderato abierto: No

Cupos definidos a siguiente ronda: 3

Descenso definido: No (Belén 44 puntos, San Carlos 39)

Invierno 2013

Liderato abierto: Sí (Herediano 45 puntos, Alajuelense 41)

Cupos definidos a siguiente ronda: 3

Descenso definido: No aplicaba

Verano 2014

Liderato abierto: Sí (Saprissa 43 puntos, Alajuelense 38)

Cupos definidos a siguiente ronda: 3

Descenso definido: No (Belén 45 puntos, Uruguay 45, Limón 44, Pérez Zeledón 44, Puntarenas 41)

Invierno 2014

Liderato abierto: No

Cupos definidos a siguiente ronda: 3

Descenso definido: No aplicaba

Verano 2015

Liderato abierto: No

Cupos definidos a siguiente ronda: 3

Descenso definido: Sí (AS Puma 33 puntos)

Invierno 2015

Liderato abierto: Sí (Alajuelense 44 puntos, Herediano 40)

Cupos definidos a siguiente ronda: 3

Descenso definido: No aplicaba

Verano 2016

Liderato abierto: Sí (Saprissa 45 puntos, Herediano 44)

Cupos definidos a siguiente ronda: 4

Descenso definido: No (Pérez Zeledón 44 puntos, Uruguay 41, Carmelita 39)

Invierno 2016

Liderato abierto: Sí (Saprissa 43 puntos, Herediano 40)

Cupos definidos a siguiente ronda: 2

Descenso definido: No aplicaba

Verano 2017

Liderato abierto: Sí (Saprissa 40 puntos, Limón 37)

Cupos definidos a siguiente ronda: 2

Descenso definido: No (Liberia 44 puntos, UCR 43, Carmelita 43, San Carlos 41 y Belén 39)