Ente rector acató sugerencia de la Fuerza Pública, al no contar con los oficiales porque la mayoría están destinados a atender el llamado de alerta del Gobierno

Por: Fiorella Masís 22 noviembre, 2016
Ulises Segura y Elías Aguilar disputaron la pelota en el primer tiempo entre Herediano y Saprissa.
Ulises Segura y Elías Aguilar disputaron la pelota en el primer tiempo entre Herediano y Saprissa.

La Unafut decidió suspender los partidos de este miércoles y jueves, entre Saprissa-Herediano y Santos-Alajuelense, por la alerta que vive el país ante el huracán Otto.

Inicialmente la Fuerza Pública sugirió no efectuar la fecha porque la mayoría de oficiales estaban destinados a la emergencia que genera el fenómeno, que este martes se convirtió en huracán. Hasta ahora, la zona más afectada por lluvias es la vertiente del Caribe.

El reglamento de la Unafut establece que los encuentros sí se pueden cancelar por este tipo de eventualidades. Los compromisos suspendidos aún no tienen fecha de reprogramación.

"Luego de que el Poder Ejecutivo de la República anunciara emergencia nacional y alertar roja en el Caribe el Consejo Director de la Unafut acordó suspender los juegos de la jornada dos de la cuadrangular. El fútbol debe ser solidario con la sitaución que vive el país", señaló José Pablo Molida, encargado de prensa de la Unión de Clubes de Fútbol de la Primera División.

La jornada del fin de semana sigue en pie, que son los choques entre Santos y Saprissa en el Ebal Rodríguez y Alajuelense Herediano en el Morera Soto.

Manudos y morados aún no debutan en esta fase del campeonato, ya que el clásico del domingo anterior no se realizó y quedó para el miércoles 7 de diciembre, luego de la trágica muerte de Gabriel Badilla. Esta situación hace prever que el calendario se apretará mucho más. De momento solo está libre el miércoles 14 de diciembre.

Equipos apoyan decisión. Tanto Alajuelense como Saprissa apoyan la decisión de suspender la segunda fecha de la cuadrangular final del Torneo de Invierno 2016.

Morados y rojinegros señalaron que la emergencia que vive el país no da para estar celebrando fiestas futbolísticas, por el contrario, todas las fuerzas deben enfocarse en ayudar a las personas afectadas.

"Yo no quisiera pensar en fútbol si hay un problema país y nosotros jugando fútbol. Lo más importante es salir bien librados de la emergencia. Habrá muchas fechas para jugar fútbo y tenemos que acomodarnos de alguna manera", señaló Carlos Watson, técnico de los tibaseños.

Mismo sentir al de Marco Vásquez, gerente de los erizos, quien destacó que es lógico que se llegara a tomar esta medida y la apoyan por completo.

"Lo más importante en este momento es la seguridad ciudadana. Se debe estar enfocado en aliviar la problemática que se está viviendo y no podemos hacer una fiesta del fútbol cuando hay sufrimiento y peligro. Apoyamos la suspensión de la fecha de miércoles y jueves. Consideramos que los correcto es reprogramar", señaló Vásquez.

El dirigente de la Liga no obvió que ahora se puede complicar el calendario, aunque a su parecer se puede organizar todo y salir sin problemas.

"Obviamente se nos complica, vamos a terminar jugando en navidad y esto dificulta también para el torneo que inicia en enero. Tendremos poco espacio para la pretemporada y las vacaciones de los jugadores. Es un desbalance a nivel general. Sin embargo, consideramos que los correcto es reprogramar estos partidos para una fecha posterior y seguir jugando tal y como está agendado", concluyó.