Por: Fanny Tayver Marín 26 febrero
Bryan Jiménez fue de los puntos altos de Alajuelense en Guápiles, aunque no anotó.
Bryan Jiménez fue de los puntos altos de Alajuelense en Guápiles, aunque no anotó.

Guápiles.

Alajuelense rescató un punto agónico en Guápiles para iniciar su segunda vuelta mejor que la primera, pues en el juego inaugural cayó en casa contra el Santos.

El empate por 2-2 en el Estadio Ebal Rodríguez no le sabe mal a los rojinegros, a pesar de que fueron los primeros en irse arriba en el marcador.

En un partido de sobrevivencia ante las inclemencias del calor, lo que más vale es tratar de puntuar.

Y en este caso, el punto se torna un poco más valioso para los erizos, porque el técnico de los guapileños fue enfático al asegurar que a como está de cerrado este Verano, en casa no se puede ceder nada.

Michael Umaña puso al frente a los erizos con una anotación de cabeza al minuto 54. El centro lo hizo Luis Miguel Valle, el portero Bryan Morales salió mal y el zaguero rojinegro le ganó en el salto a un defensor santista.

Así fue como la Liga encontraba un oasis en medio del calor. Sin embargo, la alegría manuda duró muy poco, porque los cambios le salieron a la perfección al técnico local.

Starling Matarrita empató, al aprovechar un centro y rematar seguido de derecha, un tiro imposible para Patrick Pemberton, al 70'.

Matarrita ingresó un par de minutos antes en lugar de Leonardo Adams. En su anotación, el zaguero ecuatoriano Jefferson Hurtado lo dejó solo para que rematara.

Al 73', Matarrita montó un buen contragolpe, le pasó el balón a Edder Solórzano y este a Juan Diego Madrigal, quien sacó un trallazo para vencer a Pemberton para el 2-1.

Es decir, en cuestión de cuatro minutos el Santos le dio vuelta al marcador, pero Alajuelense tuvo capacidad de reacción y de nuevo, su principal recurso fue la bola muerta.

Un tiro libre cobrado por Kenneth Cerdas le permitió a Jefferson Hurtado anotar al 79', de cabeza, sacando provecho de su estatura (1,93 metros).

El error en el gol santista, Sombrita Hurtado lo compensó con esa anotación que hizo que Alajuelense no saliera con las manos vacías de Guápiles.

Era un partido en el que había que sudar, bajo una temperatura elevada y en una cancha sintética que quemaba los pies y forzaba al cambio de botines, como le pasó al aguerrido Bryan Jiménez en el arranque.

Las gradas estuvieron colmadas y desde una butaca en sombra, el director deportivo del Tenerife, Alfonso Serrano, observó jugadores.

Alajuelense tomó la iniciativa, pero esta vez quien lo puso a jugar fue el hombre más joven de su oncena, Bryan Jiménez, ese atacante de 20 años que tuvo varias opciones y que reventó un balón en el palo.

El Santos no se encontraba y no lograba hilvanar su fútbol, al menos en el primer tiempo, porque cuando lo hizo, con sus variantes ofensivas, le pegó un buen susto a la Liga.

Por lo visto en la cancha, el empate era señal de justicia. Santos llega a 20 puntos y sigue en zona de clasificación, mientras que la Liga suma 13 y sigue en su lucha contra el tiempo.

Las gradas estuvieron colmadas y desde una butaca en sombra, el director deportivo del Tenerife, Alfonso Serrano, observó jugadores.

Santos de Guápiles: Bryan Morales, César López, Jhamir Ordain, Marvin Obando, Juan Diego Madrigal, Osvaldo Rodríguez, Wilmer Azofeifa, Reimond Salas, Edder Solórzano, Kenny Cunningham y Leonardo Adams. DT: Johnny Chaves.

Cambios: Starling Matarrita ingresa por Adams al 68', Jesús Camacho ingresó por Reimond Salas, al 82'.

Alajuelense: Patrick Pemberton, José Andrés Salvatierra, Jefferson Hurtado, Michael Umaña, Kenner Gutiérrez, Cristopher Meneses, Luis Sequeira, Luis Miguel Valle, José Luis Cordero, Bryan Jiménez y Jonathan McDonald.

Cambios: Jean Carlo Innecken ingresa por Jiménez, Arturo Campos ingresa por Cordero y Kenneth Cerdas ingresa por Valle, todos los cambios al 78'.