29 marzo, 2015

Depende de cómo se vea, puede ser una buena apuesta. La velocidad siempre la tiene con Campbell y, ante Paraguay , puso a John Jairo, que le aportó muchísimo. Cuando Paulo pone a ambos extremos, con Saborío de punta, se puede notar que la intensidad y la potencia recaen sobre las bandas, ya que Saborío sigue con las funciones que siempre le hemos conocido.

Lo que sí se puede decir es que este tipo de fútbol lleva a salir con pelota dominada desde atrás, es un juego más elaborado. La Selección Nacional, en los últimos tres cuartos, está siendo muy explosiva; estas variantes sirven de acuerdo al rival, y es importante tenerlas afinadas para la eliminatoria.