La policía detuvo a cinco revoltosos. Uno andaba con un puñal.

Por: Harold Leandro C., José Fernando Araya N. 30 junio, 2013

La barra organizada del Deportivo Saprissa, llamada Ultra Morada , causó desórdenes al ingresar hoy domingo al Estadio Nacional para el encuentro ante Alajuelense en el Súper Clásico.

El año pasado también se presentaron actos de violencia en el Súper Clásico entre Saprissa y Alajuelense
El año pasado también se presentaron actos de violencia en el Súper Clásico entre Saprissa y Alajuelense

Según explicó Juan Carlos Arias, subdirector de la Fuerza Pública de San José, los barras bravas de Saprissa eran escoltados por la policía, pero al momento de ingresar, justo en los portones principales, comenzó la pelea entre ellos y luego la emprendieron contra los oficiales.

“De inmediato actuamos de acuerdo a los protocolos que tenemos y se controló la situación”, sostuvo Arias.

Explicó que se detuvo a cinco revoltosos.

A uno de ellos se le decomisó un puñal, razón por la cual será remitido al tribunal de flagrancia. A los otros cinco se les abrirá un expediente en un juzgado ordinario.

Arias indicó que algunos hinchas se hirieron entre sí durante la pelea. Agregó que ningún policía resultó lesionado.

La gresca se extendió, por lo menos, durante diez minutos y provocó un caos vial en la zona de La Sabana.

Muchos niños y sus padres quedaron atrapados en medio de la refriega.

A las 12 m., tanto la Ultra como La Doce (barra de Alajuelense) estaban dentro del Estadio.

El Súper Clásico, programado para las 12 m., se atrasó porque el partido entre Uruguay e Italia por el tercer puesto de la Copa Confederaciones se extendió a tiempos extras.