Mauricio Wright y Marvin Solano creen que los cambios que introdujo Jorge Luis Pinto en la etapa complementaria, más la actitud de los futbolistas, permitió ver una mejor cara en la Tricolor.

Por: German Matamoros S. 7 junio, 2014

Redacción

Dos técnicos del ámbito local, Mauricio Wright y Marvin Solano, reconocieron que la Selección Nacional dejó una buena impresión en el partido de anoche ante Irlanda (1-1), principalmente por lo hecho en el segundo tiempo.

Wright, exmundialista en 2002 y actual estratega del Cartaginés, cree que lo mejor fue el resultado, pero considera que hubo diferencias en la condición de los futbolistas entre el duelo contra Japón (del pasado lunes, derrota 3-1) y el de ayer.

"Contra Japón venían 'duros' por el trabajo físico intenso que hicieron. Ante Irlanda tuvieron unas horas más de descanso y sería una injusticia (comparar). El resultado (de anoche) va a favorecer en lo anímico para que el grupo pueda ir tranquilo a Brasil. Habrá ilusión porque existe la capacidad para hacer buenos partidos, a pesar de jugar con diez la mayor parte del tiempo", comentó Wright.

También agregó que fue positiva la actuación de Marco Ureña y Patrick Pemberton, entre otros, pues Jorge Luis Pinto sabe que tendrá cartas para encarar los duelos ante Uruguay, Italia e Inglaterra.

El exseleccionado añadió que estas horas previas al debut ante los charrúas, con base en su experiencia en Corea-Japón 2002, servirán para que los jugadores encuentren una motivación única, lo que los hará no regalar nada durante la Copa del Mundo.

"De ahora en adelante es tener la motivación al máximo. Vamos a ver un desarrollo de juego diferente porque los muchachos saben que estos son los partidos oficiales".

Celso Borges marcó de penal el gol del empate de la Tricolor, en el juego ante Irlanda que finalizó igualado 1-1.
Celso Borges marcó de penal el gol del empate de la Tricolor, en el juego ante Irlanda que finalizó igualado 1-1.

Mejor planteamiento. Por su parte, Solano, quien a partir del próximo campeonato dirigirá a Pérez Zeledón, recalcó que durante el primer tiempo del partido ante los irlandeses se abusó de un estilo de juego que la Selección Nacional no podrá practicar en Brasil.

"En el primer tiempo se utilizó mucho el balón largo, buscando ganar la posesión a la espalda del rival. Pero Joel Campbell y Marco Ureña estuvieron muy solos. Hubo pocas variantes. En la segunda parte, con diez, se cambió a línea de cuatro y se ganó en varios aspectos, pues el equipo estuvo más solido y Campbell se tiró al costado derecho, donde genera más, porque arriba nadie lo alimenta".

El timonel campeón con Herediano en el Verano 2013 también acotó que la anotación de Irlanda fue un error en zaga que no se puede permitir.

"El gol llegó en una jugada en la que no hay presión sobre el hombre que lanza el centro. También hay libertad en el cabeceador (Kevin Doyle), pues lo hace entre tres centrales".

Solano admitió que Keylor Navas pudo hacer más para evitar el tanto, aunque dijo que el balón iba muy esquineado.