Alejandro Pacheco Pérez

Por: Rodrigo Calvo C. 30 septiembre, 2014

¿Qué le pareció la actitud de Paul Mayorga, quien se alteró después del gol que se les anuló?

La situación se la dejó a Moravia o que lo juzgue la prensa. No voy a decir que tengo angelitos en mi equipo, pues el fútbol es de contacto físico. Pero se evidencia en el partido las conductas agresivas de sus jugadoras, mientras que a las nuestras no la incitamos a la violencia, solo que vayan duro al balón.

¿Cómo evalúa lo que le pasó a Ivonne Rodríguez con Mayorga?

Lo que pasa es que estábamos en un lugar que no reunía las condiciones para jugar. Ante todo, debe prevalecer la integridad y el respeto a la persona. Esto no da para tanto, ni muchos menos para agredir. Desgraciadamente, esto se repite mucho en nuestros escenarios.

ADRIÁN SOTO
ADRIÁN SOTO

¿Qué le expresó a Ivonne?

Yo no vi la agresión en el estadio, solo el tumulto y me fui a separar a nuestras jugadoras para ir a celebrar que somos campeones. Después, me comentan lo que pasó e Ivonne me enseñó las heridas en el brazo. Cuando vi el video, me dio mucha cólera... Por dicha, todo quedó fundamentado en un video.

¿Y qué le dice a Paul Mayorga?

Que es reprochable lo que hizo y que no me gustaría estar en sus zapatos. La relación que tengo con él es mínima, solo nos saludamos en los partidos, pero la vida no se puede llevar tan acelerada. Hay formas y manejos para llevar a un grupo y él no lo hace en forma adecuada, aunque le haya dado frutos. Él le debe disculpas al Saprissa por la forma en que se ha expresado de su rival, que no lo hace ante la prensa.

¿Cómo analizó el Saprissa la falta de seguridad en el partido?

Yo denuncié que no era conveniente que un juego por el título se realizara en una cancha y no en un estadio, por falta de seguridad. Si alguna barra, de Saprissa o de Moravia, se brincaba la malla, no había gente de seguridad privada, sino gente cuidando la entrada... Cualquiera hubiera entrado a la cancha a la premiación y agrede a alguna de nuestras jugadoras. Así que, por ese aspecto, se falló.

¿Qué explicación les dieron?

Hablé con señores de Moravia y me dijeron que fue por un asunto económico. No sé hasta qué punto la Adeliffe y la Uniffut avala esto, porque Moravia jugó muchos de sus partidos en el Colleya Fonseca. Al final, la tortilla se volcó y Saprissa sacó el resultado ahí.

¿La dirigencia de Moravia también insultó a su familia?

Sí. El asunto me da mucha pena. En ese momento me entrevistaban un canal en Internet y me empieza a hacer ademanes un señor de Moravia y me grita: ‘venga pendejo... maricón’. Paul también nos gritó algo. Yo tenía cerca a mi esposa (Alexa) y a mi hija de ocho años (del mismo nombre), y les advertí que no se metieran con ellas. Cuando preguntó (el dirigente de Moravia) si venían conmigo, solo se devolvió.

¿Qué pasará en el próximo juego entre Moravia y Saprissa?

Esto debe marcar un precedente. Saprissa no se quedará de brazos cruzados y Moravia tiene que entender que esto no es lo correcto. Es un juego. Hay muchachas de Moravia que son amigas de las de Saprissa y son compañeras en Selección. La rivalidad se debe quedar en la cancha. El fútbol femenino no es así. Esto es un pequeño punto en una hoja blanca. Adeliffe y Uniffut deben tomar medidas en futuras finales para que esté presente la seguridad.