Por: Cristian Brenes 21 abril, 2015

Cartaginés apenas logró recaudar ¢17 millones ante Saprissa y aunque representa su mejor taquilla en lo que va del Torneo de Verano, solo alcanzaría para pagar lo que se les adeuda del mes anterior a los jugadores.

Brumosos llegaron al Fello, pero no en el número esperado. | M. ROJAS
Brumosos llegaron al Fello, pero no en el número esperado. | M. ROJAS

Los brumosos presupuestaban un ingreso cercano a los ¢25 millones, lo que les hubiera permitido afrontar otros gastos que acarrea la institución; sin embargo, se quedaron cortos.

“Si bien no nos fue tan mal como contra la Liga (¢8 millones), tampoco fue la taquilla que esperábamos. Este ingreso nos sirve para aliviar las arcas de la institución y tratar de cancelar los salarios que se deben de este mes”, indicó el secretario de la directiva, Otto Patiño.

Patiño reveló que los futbolistas aún no reciben el 70% del salario correspondiente al periodo que va del 15 de marzo al 15 de abril, pero la intención de la dirigencia es saldar esa cuenta lo antes posible para no acumular más días de atraso.

“Esperamos que alcance para liquidar todo, pero si no, al menos que sea un abono considerable a lo que se les debe”, agregó el dirigente.

Sobre la complicada situación financiera que vive el club y las implicaciones que tendría el no obtener una clasificación que parece casi imposible, el dirigente señaló que ya tienen previstas las medidas para afrontar ese escenario.

“Se acaban varios contratos de jugadores y vamos a ver quiénes se van y quiénes se quedan. La idea es disminuir la planilla entre ¢10 y ¢15 millones. Eso nos ayudaría en esos meses si no clasificamos”, señaló el directivo.

De no lograr el boleto, los blanquiazules se quedarían sin ingresos por taquillas durante más de dos meses, lo que golpearía aún más sus arcas.

A Cartaginés solo le resta un juego por disputar como local en el Verano y será ante Limón, el próximo miércoles 6 de mayo a las 3 p. m.