Por: Miguel Calderón S., Ferlin Fuentes 21 diciembre, 2015
Francisco Calvo aprovechó la táctica fija en dos oportunidades para anotarle a la Liga.
Francisco Calvo aprovechó la táctica fija en dos oportunidades para anotarle a la Liga.

Las jugadas de balón parado fueron las mejores aliadas del Saprissa para sacar la ventaja en el primer juego de la final ante Alajuelense, 2-0.

Por medio de la táctica fija llegaron los dos goles de Francisco Calvo, que hoy inclinan la serie frente a los manudos.

“Practicamos mucho este tipo de jugadas porque sabemos que así se pueden definir los partidos cerrados”, comentó el volante Marvin Angulo.

El mediocampista morado considera que llegar con ventaja al Morera Soto es justo para un club que ha sido muy criticado en esta temporada.

“Es bonito estar cerca del título porque nadie daba un cinco por nosotros, y aquí estamos peleando por el cetro”, indicó.

Por su parte, el defensor liguista Kenner Gutiérrez admite la desconcentración en este tipo de jugadas, aunque a su juicio hubo una falta que facilitó el primer tanto de los morados.

“En el primer tanto hubo un agarrón muy evidente a Johnny Acosta, pero no sé por qué no lo pitaron, esos son detalles que nadie ve y hacen diferencia”, citó.

Eso sí, Gutiérrez aseguró que la falla en el segundo tanto es de José Guillermo Ortiz, por rechazar el balón al centro.

“Ahí nos sorprenden, pero ya eso quedó atrás y ahora solo queda levantar la cabeza porque el miércoles nos jugamos la vida en Alajuela”, concluyó.

Etiquetado como: