Por: Rodrigo Calvo C. 4 marzo, 2014

Las 24 seleccionadas de la Sub-17 entraron ayer a la recta final de su preparación para la Copa Mundial de la FIFA, que se inaugura la próxima semana en el país.

Las muchachas de la Sub-17 de Costa Rica trabajaron ayer en la tarde con el preparador físico, Alejandro Villalobos, en el Proyecto Gol. | CARLOS BORBÓN
Las muchachas de la Sub-17 de Costa Rica trabajaron ayer en la tarde con el preparador físico, Alejandro Villalobos, en el Proyecto Gol. | CARLOS BORBÓN

Al grupo lo invitan a todo tipo de actividades, como el sábado en que estrenó la iluminación artificial del remozado estadio de Liberia (ganó 7-1 al equipo local) y le dedicaron una corrida de toros.

Hoy, a las 11:30 a. m., honrará la invitación que le envió la mandataria Laura Chinchilla para un convivio en la Casa Presidencial.

Pero la Tricolor no pierde la perspectiva y no para de entrenar en las canchas de la Dos Pinos, en el Coyol de Alajuela, por la madrugada; y las del Proyecto Gol de la Fedefutbol, en San Rafael de Alajuela, por las tardes. Ellas tampoco faltan a las clases: una mayoría –19– asiste a diario al Liceo de San Rafael de Alajuela y las cinco restantes a colegios privados.

Mañana, a las 6 p. m., disputará un juego de exhibición ante la Mayor Femenina, que será preliminar del duelo Costa Rica-Paraguay.

Este jueves empezará una concentración de seis días en el hotel Herradura y se entrenará por las tardes, en el campo de Conducen.

El último fogueo lo tendrá ante China, el próximo sábado a las 3 p. m., en el estadio Ecológico (UCR), en Mercedes de Montes de Oca.

Dentro de ocho días, el martes 11, pasará al hotel de la FIFA, el Double tree Cariari. Sus prácticas por la tarde se efectuarán en la cancha de Piedades de Santa Ana.

Costa Rica está ubicada dentro del grupo A, junto a Venezuela, Italia y Zambia. El juego inaugural será el 15 de marzo ante las suramericanas, en el Estadio Nacional.