Equipo morado tiene tres puntos más que Herediano y 11 goles de diferencia

Por: Daniel Jiménez 7 noviembre, 2016
Mariano Torres (centro) festeja su anotación de ayer generada en un polémico penal, que afianza a Saprissa en el liderato. Con él, el defensor Roy Miller (izq.) y el volante Ulises Segura. | JOSÉ CORDERO
Mariano Torres (centro) festeja su anotación de ayer generada en un polémico penal, que afianza a Saprissa en el liderato. Con él, el defensor Roy Miller (izq.) y el volante Ulises Segura. | JOSÉ CORDERO

La carrera por el liderato que se pronosticaba con final de photofinish podría cerrar con un margen de tres puntos, pues Saprissa tiene la mesa servida para finalizar líder de la fase regular.

Solo una catástrofe sacaría a los morados del primer lugar, pues con la victoria de ayer de 1-2 ante Pérez Zeledón, quedaron con tres puntos más que Herediano y 11 goles de diferencia.

Además, se preparan para cerrar frente a Liberia en la Cueva, donde solamente recibieron dos goles en el actual torneo.

En una cancha en pésimo estado, los dirigidos por Carlos Watson pusieron la doble tracción para mantener su ventaja y, con polémica arbitral incluida, lograron salir ilesos.

El once de Watson no solo presentó cambios de nombres, sino de sistema, ya que pasó de su 4-5-1 característico a un 5-4-1. Julio Cascante y Cristian Martínez fueron las incorporaciones desde el pitazo inicial.

Los tibaseños iniciaron abajo en el marcador desde muy temprano, pues Luis Stewart Pérez decretó el primer grito de gol a los cuatro minutos.

Al filo de que terminara la primera parte, al Monstruo le anularon dos goles. En esta ocasión, el árbitro Ricardo Montero tomó decisiones acertadas ante los tantos logrados por Francisco Calvo y Hansell Arauz.

En el complemento fue cuando la S sacó toda su gasolina para no dejar ser cazada por los rojiamarillos en el escalafón, y su esfuerzo tuvo recompensa al 49’, gracias a un cobro de tiro libre de Daniel Colindres, quien hizo sufrir de más a la zaga generaleña con su juego físico.

El motor tibaseño fue Mariano Torres, quien se aplicó en zona de creación a pesar del mal estado de la cancha. Esta afectó a los dos equipos por igual.

Torres corrió como en pocos juegos. Se mostró, metió pierna en cada balón dividido y hasta enseñó dos veces su cañón, pero ambas ocasiones acabaron en las manos de Bryan Segura.

El empate de igual forma hubiese dejado a la visita de líder; no obstante, el ingreso de Anllel Porras y el hambre de triunfo inclinaron el rumbo del partido.

Porras inyectó velocidad y diagonales. Incomodó a la zaga rival, tanto que generó el polémico penal que pitó Montero, por una supuesta falta del arquero Segura.

El cobro estuvo a cargo de Torres, quien mandó el balón a la red para asegurar el liderato.

Etiquetado como: