Por: Miguel Calderón S. 14 mayo, 2015
Ariel Rodríguez tras la anotación del Saprissa. | EYLEEN VARGAS
Ariel Rodríguez tras la anotación del Saprissa. | EYLEEN VARGAS

Jeaustin Campos salió con un equipo de corte ofensivo, pero de poco le sirvió para sacar la serie ante Alajuelense .

El timonel saprissista alineó desde el inicio a Jonathan Moya, Deyver Vega, Mynor Escoe, Daniel Colindres, Hansell Arauz y Marvin Angulo. Además, para el complemento incluyó a Ariel Rodríguez, por lo que usó a siete atacantes.

Moya, Rodríguez, Vega, Colindres, Angulo y Escoe suman 29 goles en el certamen, pero ayer apenas pudieron anotar uno, cuando necesitaban dos.

Saprissa buscó el marco liguista por todos los medios, pero la puntería no anduvo fina.

“Nosotros lo intentamos al máximo, los tuvimos arrinconados, pero bueno, la pelota no ingresó, lastimosamente. Ahora no queda más que preparar el próximo torneo”, comentó el volante David Guzmán.

Jonathan Moya, por su parte, señaló que la idea era abrir el juego por las bandas y así buscar penetrar la ofensiva rival, pero considera que los castigó el desempeño como visitantes.

“Creo que lo que hicimos en el partido de ida salió caro; aquí nosotros somos fuertes. Nosotros hicimos nuestro trabajo acá, pero bueno, solo queda felicitar a la Liga y seguir. Al final, no nos alcanzó para hacer el segundo gol”, explicó Moya.

El zaguero Andrés Imperiale coincidió en que el resultado en Alajuela pesó, aunque fue enfático en que se quedan tranquilos por el buen rendimiento que mostraron en casa.

“Ellos tuvieron solo un remate, pero después, las llegadas fueron nuestras. Ahora solo queda pensar en lo que viene, eso sí, creo que lo hicimos bien acá en Tibás, apretamos e intentamos buscar por todos los medios una anotación y por ahí eso te hace dormir tranquilo de que hubo esfuerzo”, concluyó.

De esta forma, la apuesta de Jeaustin fue arriesgada al principio y al final no le dio los frutos esperados.