Con un paradón y un penal atajado, el meta de Pérez Zeledón aseguró la victoria

Por: Johan Umaña V. 15 febrero, 2013

Alajuela. Un golazo de Ariel Rodríguez y un par de paradones de Luis Diego Sequeira salvaron de la monotonía un partido más de ganas que de talento.

Esos dos fueron los mejores del encuentro, especialmente Sequeira que le negó un excelente tiro libre a Berny Solórzano y le paró un penal al argentino Diego País.

Al 11’ a Luciano Bostal le anularon un gol en claro fuera de lugar y al 44' Sequeira evitó que Solorzano marcara su golazo de balón parado. Así de simple se resumen las mejores acciones del primer tiempo.

Dos estilos muy distintos: Carmelita enfocado en el pressing e incapaz de controlar el balón; Pérez Zeledón rápido y directo.

Sin embargo, ninguno encontró la llave para acceder al área rival.

Buena culpa de que los verdolagas no crearan conexiones recayó en Néstor Monge y Rodríguez, los perros de traba y creadores del equipo sureño.

Para contrarrestar, los locales tuvieron que pasar todo el primer tiempo clavados atrás, encerrados en su propia mitad de la cancha y corriendo a más no poder para evitar que un generaleño se escapara.

Qué se le va a hacer, los de la barriada alajuelense tienen un cuadro limitado y lo suyo es de trabajo más que juego.

Gol y ganas. Apenas iniciado el segundo tiempo, Rodríguez recuperó por un costado del área y no lo pensó: mandó un trayazo cruzado que fue imposible de desviar.

El partido pudo mejorar con la evidente necesidad carmela y el ingreso del experimentado País (36 años), pero solo quedaban un par de emociones más.

Primero, al 67’, Camilo Aguirre se topó un balón en solitario cuando los defensores locales creyeron verlo en posición prohibida.

El colombiano estaba solo, pero perdió el duelo con el portero Marco Madrigal.

Después el penal, País extendió de cabeza al área y Kendall Waston casi regala el empate al meterle la mano al balón y provocar que se decretara la pena máxima.

Le salvó la vida al espigado defensa la forma en que Sequeira se la jugó al centro y le desvió la pelota al argentino.

Carmelita pudo haberse escapado a ocho puntos de San Carlos en la lucha por no descender y de paso meter a Pérez Zeledón en la pelea..., pero Sequeira le mató la ilusión.