Por: Johan Umaña V. 8 marzo, 2014

Mañana Cartaginés recibe a la UCR en un duelo directo por el cuarto y último boleto a las semifinales del Verano. Lo curioso es que los brumosos son novenos y si ganan pasarían en la tabla a los celestes, que son cuartos.

Seis equipos, pegados a distancia de dos puntos, bailan un bolero en la parte media de la tabla. Sobra decir que el pronóstico para completar el cuadro de clasificados del torneo está más que cerrado.

Ese campo que ocupa la Universidad podría ser muy volátil si no saca un buen premio de su visita al Fello Meza. Y así será semana a semana, partido a partido.

La pelea por el cuarto puesto se ha atizado por la embestida de los equipos que vienen huyendo del descenso y pretenden ver hacia arriba para evitar el vértigo.

Es el caso de Limón y Uruguay, sin que anden tan salvados Santos, Carmelita o la misma U.

Pablo Herrera, de Cartaginés, y Gabriel Vargas, de la U, se verán mañana. | ARCH.
Pablo Herrera, de Cartaginés, y Gabriel Vargas, de la U, se verán mañana. | ARCH.

Cartaginés es el único que no tiene problemas de descenso pero ha caído en una gran mediocridad y suma siete partidos sin conseguir el triunfo: bajó de la cima al noveno puesto y aún no muestra señas de poder detener la estrepitosa caída.

La UCR tiene el enorme problema de un calendario grosero al final: recibe a Herediano y la Liga, antes de visitar a Santos.

Caso contario al de Carmelita, que en las próximas semanas visitará a Alajuelense y a Saprissa, para después tener un acomodo mucho más benevolente. Aunque cierra en Heredia.

Santos puede ser el que resulte tener la papa en la mano: le quedan seis partidos en Guápiles, donde es tan fuerte como para hincar al Team , incluidos duelos con la S y la Liga.