Ambos superan a la Liga y Cartaginés en puntería al rematar al marco de los rivales

Por: Daniel Jiménez 6 agosto, 2016
Efectividad de los equipos tradicionales en el Invierno 2016.
Efectividad de los equipos tradicionales en el Invierno 2016.

El principal objetivo en una jugada es que termine en gol, o al menos en un remate directo que genere verdadero peligro.

Saprissa y Herediano entienden eso a la perfección y por eso son los que tienen la brújula más afinada entre los cuatro grandes. Prueba de ellos es su porcentaje de efectividad en estas primeras cinco jornadas.

La S ocupa el primer puesto con un 55%, si se toma en cuenta que de sus 61 remates, 34 fueron dentro de los tres palos, según estadísticas de este medio.

El Team es segundo al contar con un 50%, pues de sus 69 disparos, 35 fueron directos.

En el bando morado opinan que se han propuesto ser lo más contundentes, y lo han conseguido, pues son los más goleadores, con 13 tantos.

“Tenemos la consigna de anotar, aquí no importa quién haga los goles, lo más destacado es poder anotar y que nuestras jugadas puedan terminar en algo más”, expresó Anllel Porras.

En la acera de enfrente, el estratega herediano Hernán Medford quiere que la mayoría de ocasiones que generan su equipo sean traducidas en goles.

Incluso, los florenses son los que más rematan con un total de 69 (35 directos y 34 desviados).

“El equipo está funcionado bien, produce muchas opciones, pero quiero que sea más contundente, en eso tenemos que mejorar, hay que anotar estas ocasiones para no sufrir tanto en los partidos”, comentó Medford.

El Monstruo encontró en Marvin Angulo su mejor rematador con un total de 14 intentos, mientras los campeones nacionales tienen a Yendrick Ruiz con 13.

Sus números. Alajuelense es el tercer combinado de los grandes con mayor efectividad, con un 45%, mientras que Cartaginés es el cuarto con 38%.

De los 59 tiros de los rojinegros, 27 han sido directos. Mientras de los 37 intentos blanquiazules, 14 fueron a marco.

La efectividad de los morados es tal que anotan cada cinco remates, los florenses lo hacen cada seis, los brumosos cada nueve y rojinegros cada diez.

“Sabemos que tenemos que mejorar mucho, tener más calma, porque hemos generado infinidad de oportunidades de goles”, dijo Patrick Pemberton.

Por su parte, en el camerino de la Vieja Metrópoli aseguran que le han puesto énfasis a este punto en las prácticas, eso sí, de una manera dosificada para no recargar físicamente a los delanteros.

“Estamos intentando mejorar en ese aspecto, queremos entrar al área con la mente en hacer el gol. Durante toda la semana trabajamos en definición”, citó Diego Giacone, asistente técnico del entrenador Jeaustin Campos.

Colaboró: Cristian Brenes, Juan Diego Villarreal y Fiorella Masís.