Según un recuento de La Nación, hubo 29 faltas en el duelo que se disputó este domingo en el Ricardo Saprissa, mientras que en el Morera Soto se hicieron 38.

Por: Esteban Valverde 17 abril, 2016
Marvin Angulo intenta eludir la marca del manudo Kenner Gutiérrez.
Marvin Angulo intenta eludir la marca del manudo Kenner Gutiérrez.

Redacción

Saprissa y Alajuelense se dedicaron a jugar y frenaron menos el clásico nacional con faltas respecto al duelo que tuvieron en la primera vuelta.

Según un recuento de La Nación, hubo 29 faltas en el duelo que se disputó este domingo en el Ricardo Saprissa, mientras que en el Morera Soto se hicieron 38.

En promedio se hizo una falta cada tres minutos en el reducto morado, pero en el estadio erizo hubo una cada dos minutos y 30 segundos.

El cuadro que más incurrió en infracciones fue el manudo, ya que hizo 19; los morados cometieron diez.

Una curiosidad es que la mayoría de faltas se hicieron en el primer tiempo, pues para la segunda parte el juego estuvo mucho más dinámico. La etapa inicial tuvo 19 faules y la complementaria solo 10.

Los jugadores erizos que más infringieron el reglamento con fauls fueron Jorge Claros, Osvaldo Rodríguez y Andrés Lezcano, todos con tres. En el bando morado fueron Hansell Arauz y David Guzmán, con dos cada uno. Guzmán fue el único que vio la tarjeta roja, debido a acumulación de amarillas.

Aún así, las 29 faltas que se cometieron quiebra la media de los juegos del torneo nacional, que es de 24.