Por: Johan Umaña V. 22 febrero, 2015

El ataque morado es bastante más variado que el erizo. En Saprissa anotan casi por igual defensas, volantes y delanteros. Mientras que en Alajuelense el goleo depende de la delantera.

Ambos comparten el rasgo de ser los equipos más goleadores en el inicio del campeonato: la Liga tiene 16 goles (1,78, por partido) y la S 13 (1,86).

Empujar desde atrás. La zaga morada ha aportado casi la mitad de los goles de su equipo. Cinco de los 13 tantos en lo que va del Torneo de Verano: uno lo marcó el hoy lesionado Heiner Mora, dos el argentino Sebastián Diana, y otros dos –de penal– el lateral diestro Jordan Smith.

Los volantes han marcado tres goles y los atacantes cuatro, pero esa medida solo se sostiene si uno considera delantero a Deyver Vega, un polifuncional zurdo que Jeaustin Campos suele mover por toda la cancha.

La media tiene 13 remates directos en sus siete partidos del campeonato, y la delantera acumula 21. Nuevamente, si a Deyver se le considerara como volante, sería la cintura la que más aporta en el ataque y el goleo del conjunto tibaseño.

El gol restante de Saprissa provino de un autogol de Rudy Dawson del Uruguay, quien –como curiosidad– también anotó en meta propia ante la Liga. El otro autogol a favor de erizos fue del santista Jhamir Ordian.

Mac cambia todo. En Alajuelense las cosas son a la inversa. Los erizos sí cuentan con un goleador afinado en Jonathan McDonald, responsable de cinco de los 16 tantos rojinegros y segundo en la tabla de goleo que comanda el veterano ariete de Uruguay Alejando Alpízar.

Solo un defensor, Kenner Gutiérrez, ha anotado en el torneo.

Mientras que la línea de volantes ha marcado tres veces.

Los delanteros liguistas llevan 10 goles, más que seis de los 12 equipos en Primera División. Mac ha anotado más que todo Belén, que tiene cuatro tantos.

Además de McDonald se destaca Johan Venegas, con tres goles, uno por medio de penal.

Los delanteros han hecho 35 de los 61 remates directos que contabiliza el equipo que dirige el entrenador Óscar Ramírez.

La Liga es el equipo que más remates al marco ha hecho en el campeonato, con esos 61. Le sigue Saprissa, con 43. Pero en promedio no andan muy lejos: los erizos tienen una media de 6,8 disparos directos por juego, y los morados 6,1.