Carlos Watson echó mano a diez zagueros y ha tenido que usar a jugadores de otras posiciones en la defensa

Por: Daniel Jiménez 19 mayo
Jairo Arrieta madrugó a Julio Cascante y abrió la cuenta de Herediano sobre Saprissa, el miércoles pasado, en el juego de ida de la final del Verano.
Jairo Arrieta madrugó a Julio Cascante y abrió la cuenta de Herediano sobre Saprissa, el miércoles pasado, en el juego de ida de la final del Verano.

El Saprissa contabiliza 11 remiendos en la defensa desde que empezó el Torneo de Verano y ahora deberá sumarle dos más a esa zona en el último partido del campeonato, debido las ausencias de Dave Myrie por sanción y Jaikel Medina por lesión.

En el cuerpo técnico reconocen que han tenido muchas circunstancias adversas durante todo el campeonato, debido a salidas, convocatorias a Selección Nacional, sanciones y lesiones.

Roy Miller, por ejemplo, se marchó del club al Portland Timbers de la MLS y solo jugó seis duelos en el certamen. El club resintió su baja por su liderazgo y experiencia.

Carlos Watson y compañía se vieron obligados a comenzar a rotar a los centrales por algunas vicisitudes como el llamado a la Selección Sub-20 de Yostin Salinas y las constantes bajas por sanción de Julio Cascante.

Salinas, vital en el engranaje del seleccionador Marcelo Popeye Herrera, estuvo en todo el proceso que desencadenó en su llamado al Mundial de Corea 2017.

El otro caso es el de Cascante, quien se perdió cinco de los últimos diez encuentros de los morados, situación que le ha impedido tomar ritmo en la etapa más exigente.

Por estos inconvenientes, Watson echó mano a jugadores jóvenes como el caso de Jorman Sánchez y Adrián Chévez.

Sánchez fue más regular que Chévez, porque suplió las tres bajas por lesión que ha tenido Joseph Mora.

Al final, con todo este panorama, para poder tapar huecos, el jefe del banquillo morado tuvo que alinear a jugadores en puestos en los que no están acostumbrados.

Heiner Mora, por ejemplo, dejó su labor habitual por la banda para actuar marcador central del club en la cuadrangular.

Ante las críticas que recibió Watson por alinear a Mora por el centro, el timonel afirma que es un "jugador que lo ha salvado".

"Si tengo un problema en el medio, lo puedo poner también como marcador central, lateral derecho, lateral izquierdo, ya que en diciembre perdimos a toda la estructura defensiva. Cumple un rol fundamental para mí, siempre me salva, me ayuda, más allá de que piensen que lo estoy manoseando, no es así, hay que ver la parte positiva", mencionó Watson.

Por su parte, Víctor Cordero, asistente técnico, externó que tener que enfrentar todos esos inconvenientes han hecho que el club pierda solidez en la zaga y por ese motivo hayan reicibido 15 goles en la fase final del campeonato.

"Hemos tenido un mes de insomnio en el aspecto defensivo. Ha sido tremendo porque durante toda la primera etapa encajamos 19 tantos en contra y ahora en solo en solo siete duelos llevamos 15. Eso es duro de llevar y nos ha sudedido. Somos responsables. Podríamos argumentar varias cosas como cambios forzados, expulsiones, pero como un equipo somos, todos debemos apechugar", acotó.

Críticas. De todo lo que ha tenido que hacer Watson por su última línea defensiva se acrecienta el descontento popular del aficionado saprissista por los yerros de Dave Myrie, quien no estará en el choque de vuelta de la final.

Myrie es el blanco de críticas luego de una campaña para el olvido en la que ha sido utilizado de lateral derecho y de central. En ambas posiciones ha recibido las constantes críticas en la inclemente grada tibaseña.

La pasividad en la marca y mala lectura al hacer un fuera de juego o una cobertura han hecho que la hinchada no tolere más y lo señale como el principal responsable de una mala campaña en la zaga.

Cordero salió en su respaldo: "En este equipo se confía en todos los elementos, pero se dan situaciones que uno no desea. Medimos mucho el máximo esfuerzo y no podemos quejarnos de eso. A veces tomamos malas decisiones dentro del campo y se traducen en goles en contra y eso pesa. Yo tengo que decirle que estamos muy agradecidos con Dave, con lo que ha hecho en el año y eso que no la ha pasado fácil porque nuestra afición es exigente".

El puesto de Myrie será utilizado por Cascante en el segundo encuentro de la final ante el Herediano este domingo a las 3 p. m. en la Cueva.

¿Por qué se han dado los 11 remiendos?

Primero: Lesión de Julio Cascante, que le impidió ser titular en los primeros cuatro partidos del Verano.

Segundo: Yostin Salinas recibió la cartulina roja en el primer partido del campeonato y posteriormente recibió su primer llamado a la Selección Sub-20 para disputar el Premundial.

Tercero: Roy Miller se marchó para el Portland Timbers de la MLS y solo disputó seis partidos del campeonato nacional.

Cuarto: Lesión de Joseph Mora que lo dejó fuera de la fecha 8 a la 12.

Quinto: Yostin Salinas jugó un partido y volvió a ir a la convocatoria de la Selección Nacional Sub-20.

Sexto: Joseph Mora regresó de su lesión, pero tuvo otra nueva y se perdió de la fecha 14 a la 17.

Sétimo: Yostin Salinas recibió el tercer y último llamado a la Selección Nacional Sub-20 para ganarse un campo enel Mundial de Corea 2017.

Octavo: Heiner Mora tuvo que ser defensor central luego del primer partido de la cuadrangular final. El futbolista de perfil ofensivo tuvo que ser bajado al centro de la zaga.

Noveno: Joseph Mora sufrió su tercera lesión del Torneo de Verano 2017 y se perdió el último juego de la cuadrangular y el primero de la final.

Décimo: Jaikel Medina comenzó a ocupar el puesto de central a partir del cuarto partido de la cuadrangular. Se afianzó en el puesto y se adueñó de él.

Undécimo: Julio Cascante perdió su regularidad por sanciones, debido a que de los últimos 10 juegos solo ha podido disputar cinco.

Duodécimo: Sanción a Dave Myrie por su expulsión en el primer partido de la final ante Herediano.

Decimotercero: Jaikel Medina salió lesionado en el juego de ida de la final y según Víctor Cordero es duda para el choque de vuelta.

Etiquetado como: