Rónald González asegura que el partido de vida o muerte será el de Costa Rica

Por: Juan José Herrera Ch. 17 septiembre, 2014

Si bien Saprissa emprendió este martes su viaje a Kansas con la firme tarea de traerse tres puntos de oro en su travesía por la Concacaf, el cuerpo técnico morado reconoció que el empate sería un buen negocio, y una derrota, con margen razonable, ninguna catástrofe.

En un grupo que lideran con cuatro puntos, los morados chocarán este jueves (6 p. m.). ante el campeón de la MLS, un Sporting Kansas City que se debate entre la irregularidad de las últimas fechas.

Ahí, en la casa de los norteamericanos, el Monstruo lidiará con un partido que les roba toda la atención pero no la calma, pues saben que la vuelta se jugará con el cobijo y favor de la localía y la afición.

“Yo no veo que este sea un juego de ganar o morir, es un partido importante y si pudiéramos ganar estaríamos del otro lado, pero el empate también sería un buen resultado. Y si se pierde, ojalá que sea por la mínima, porque la verdad es que tenemos esa ventaja de cerrar en casa”, afirmó el técnico Rónald González previo al viaje de ayer.

Si bien el timonel subrayó que con un equipo como el que tiene “no puede buscarse nada que no sea la victoria”, también hizo énfasis en que el rival que tienen al frente está muy por encima del escollo que significó el Real Estelí de Nicaragua, que se saldó con un empate y una posterior victoria.

“Tiene sus falencias como todo equipo, pero es un conjunto formado con la filosofía de un técnico que le apuesta al buen fútbol, a salir jugando y tener mucha gente en ataque, aún tomando riesgos en defensa, porque tienen muy buena fortaleza física atrás. Es un equipo difícil”, aseguró el técnico.

Los delanteros Hansell Arauz y Carlos Saucedo fueron parte del grupo de 19 jugadores que Saprissa convocó para el viaje a Kansas. | LUIS NAVARRO
Los delanteros Hansell Arauz y Carlos Saucedo fueron parte del grupo de 19 jugadores que Saprissa convocó para el viaje a Kansas. | LUIS NAVARRO

Retos y deberes. Para conseguir la tranquilidad del triunfo lo primero que Saprissa deberá buscar en Kansas es la pelota, el gran reto cuando se enfrenta a un equipo que, como los morados, privilegia el toque y el juego elaborado.

En esa consigna el trabajo del mediocampo será fundamental, pero esa es quizás la zona con la que Rónald González menos trabajó.

Manfred Russell y Juan Bustos Golobio, ambos titulares, vienen llegando de la Uncaf, mientras que David Guzmán está lesionado.

“Con ellos ya hablé, les daremos algo de descanso y luego entrenaremos lo que se pueda allá, lo bueno es que ya tienen claro el trabajo y lo que queremos”, dijo González.