Jeaustin Campos aseguró días atrás que lo único que vale es ser campeón de Concacaf

Por: Fiorella Masís 5 marzo, 2015
El jugador del América José Guerrero (izq.) disputa el balón con David Guzmán del Saprissa.
El jugador del América José Guerrero (izq.) disputa el balón con David Guzmán del Saprissa.

Desde el Mundial de Clubes 2005, cuando Saprissa logró meterse entre los mejores del mundo, el equipo tibaseño sigue en busca de la gloria de la Concacaf.

Algunas veces ha estado cerca, sobre todo cuando el torneo se jugaba en su anterior formato, pero en otras ha quedado debiendo.

Tras disfrutar las mieles del éxito en Japón, la 'S' consiguió meterse una vez en la final, otra en semifinales y otras dos se quedó en la ronda de grupos.

Sin embargo, el prestigio de levantar la copa no ha vuelto a la casa morada. Ese prestigio del que dijo Jeaustin Campos previo a la semifinal ante América, es el único que vale.

"Si hablamos de prestigio, el único que vale es ser campeón de Concacaf. El hecho de estar contentos si avanzamos o no a las semifinales es como quedar en Miss Fotogénica en concurso de Miss Universo. Si no ganamos el torneo de Concacaf no pasa nada", aseguró el estratega días antes de enfrentar el segundo partido ante Las Águilas.

En el 2006 Saprissa estuvo cerca de defender con éxito su título, pero en semifinales topó contra un Toluca que lo sacó con un marcador global de 4-3.

En la ida Toluca había derrotado a los ticos (2-0), y aunque reaccionaron en casa con un 3-2, no fue suficiente.

"El Monstruo Morado no pudo concretar la hazaña, a pesar de la victoria sobre los Diablos Rojos en un juego realmente dramático", publicó en ese entonces Medio Tiempo de México.

La 'S' volvió para el 2008, momento en el que por poco regresa a ser el rey del área, pero nuevamente un equipo azteca lo impidió.

Saprissa superó al Atlante, luego hizo lo mismo ante el Dynamo de Houston, pero en la gran final el Pachuca acabó con sus aspiraciones.

El subcampeonato de los morados se gestó tras un empate 1-1 en casa, y la derrota de 2-1 en la visita.

Una final pudo inflar a los morados, pero en las siguientes ediciones, ya como modalidad de Liga de Campeones, el conjunto nacional fue presa fácil.

En 2008-2009 y 2009-2010 dijeron adiós apenas en la fase de grupos; ambas con un insuficiente tercer puesto.

En la primera superados por Maratón y Cruz Azul, y en la segunda por el mismo equipo mexicano y por el Columbus Crew.

Volvió la 'S' a sentirse próximo a la gran fiesta, cuando en el 2010-2011 llegó de nuevo a las semifinales, y ahí el Real Salt Laker volvió a tumbar su objetivo.

La serie cerró en el Ricardo Saprissa con victoria morada 2-1, pero en la ida, los estadounidenses vencieron 2-0, uno de esos tantos los hizo Álvaro Saborío.

Finalmente, la edición 2014-2015 se metió en cuartos de final, pero el desenlace fue terrible para sus aspiraciones con un contundente 5-0 a favor del América que lo vuelve a poner lejos del prestigio.